Acusan a Adriano de "narco"

Por: EFE

El delantero brasileño Adriano Leite Ribeiro, que se dispone a firmar con el Roma, aparece posando con un fusil de asalto y luciendo el símbolo de una banda de narcotraficantes en unas fotografías publicadas hoy por el diario local O Día.

En una de las instantáneas, Adriano levanta un fusil y posa sonriente junto a un amigo, que porta otra arma parecida, pero de color dorado.

En la otra foto, el deportista hace con las manos el símbolo “CV”, iniciales del llamado “Comando Vermelho”, el mayor grupo de narcotraficantes que opera en Río de Janeiro y que tiene una de sus bases en la favela en la que nació Adriano.

El jugador, que acaba de desvincularse del Flamengo brasileño, aparece en las fotos visiblemente más delgado que en la actualidad, por lo que se supone que fueron tomadas hace tiempo, en su etapa en el Inter de Milán.

Los asesores de prensa de Adriano afirmaron al rotativo que las armas no eran reales, sino de balas de pintura, y comentaron que las imágenes fueron tomadas para hacer una broma entre amigos, en la casa del jugador en la ciudad italiana de Como.

El fusil dorado con el que aparece el amigo de Adriano era una pieza que forma parte de una lámpara, según la versión de los asesores de prensa del jugador.

El diario aseguró que la Policía Civil de Río de Janeiro posee las instantáneas y va a abrir una investigación para averiguar la posible relación del jugador con los narcotraficantes del “Comando Vermelho”.

El representante del futbolista, Gilmar Rinaldi, afirmó a la televisión Sport Tv que unos delincuentes intentaron extorsionarle hace dos años para que las fotografías no fueran publicadas, lo que fue denunciado a las autoridades.

También según O Día, Adriano fue convocado hoy a la comisaría para dar explicaciones por unas transacciones financieras que le relacionarían con algunos miembros de una banda de narcotraficantes.

Las autoridades acusan a ese grupo de derribar un helicóptero de la policía, en el que murieron tres agentes, en medio de una batalla entre bandas rivales por el control de una favela que dejó doce muertos el pasado octubre.

Desde su regreso a Brasil en abril del año pasado, Adriano se ha visto envuelto en varias polémicas por sus amistades con los narcotraficantes que controlan por la fuerza la barriada pobre en la que él pasó su infancia.

El pasado marzo, compareció a una comisaría de Río de Janeiro para explicar su relación con un narcotraficante, Paulo Rogeiro de Souza, al que supuestamente le habría regalado una motocicleta.

Adriano admitió que lo conoce desde que era niño, pero negó haberle entregado la motocicleta, que fue comprada por un amigo con la tarjeta de crédito del futbolista y registrada a nombre de la madre de Souza.

Loading...
Revisa el siguiente artículo