Chivas fue el menos peor y gana 1-0 a Necaxa

Por: notimex

Guadalajara sigue con vida, luego de vencer 1-0 a un Necaxa que en su “pecado ultradefensivo llevó la penitencia”, en aburrido partido correspondiente a la fecha 12 del Torneo Apertura 2010 del futbol mexicano.

La única anotación del encuentro fue obra de Marco Fabián de la Mora, al minuto 68. Con este resultado, Chivas llegó a 15 unidades para escalar al cuarto sitio del Grupo Uno, en tanto Rayos se quedó con 13 en el quinto escalón del mismo sector.

Cuando dos equipos con pocos argumentos futbolísticos se ven las caras el resultado es un partido de calidad muy deplorable, con deseos que no son bien canalizados en un buen futbol.

Obligado por ser local, Chivas tomó la iniciativa desde el principio, con ímpetu y fuerza, factores que se toparon con su inoperancia individual y colectiva, ya que ahora ni siquiera sus jugadores de peso logran marcar la diferencia.

Por su parte, los “hidrocálidos” salieron decididos a no permitir gol, la orden directa fue terminar con cualquier jugada de peligro, sin importar si eso significaba que ellos estuvieran ausentes en el eje del ataque.

En busca de aprovechar esa necesidad de su rival, el técnico argentino Daniel Brailovsky decidió iniciar con el uruguayo Tabaré Viudez para explotar su velocidad, algo que fue incapaz de hacer, ya que los balones que tuvo fueron escasos.

Omar Arellano fue el hombre más activo del “Rebaño Sagrado” en el primer tiempo y bien pudo adelantar a su equipo, pero Oscar Pérez se interpuso en su camino en dos ocasiones que tenían como destino el fondo de las redes.

Para la parte complementaria, la tónica fue la misma, con unos tapatíos decididos a ir al frente, y unos “hidrocálidos” demasiado conformistas, por no decir mediocres.

Chivas metió por completo en su terreno a Necaxa, y pese a que su funcionamiento no había sido el mejor, esa ambición le dio su recompensa, al minuto 68.

Cuando lo colectivo no funciona es precisamente donde las individualidades tienen que alzar la mano y eso fue lo que ocurrió con Marco Fabián de la Mora, quien por izquierda dentro del área se quitó a dos rivales para abrirse el espacio y sacar un zurdazo que se coló pegado al poste izquierdo.

Con el daño ya hecho, los necaxistas cambiaron por completo su postura y se fueron con todo al frente en busca del empate, pero ya era muy tarde y sin argumentos futbolísticos nada pudieron hacer ante unas Chivas que tomaron “oxígeno puro” de cara a una edición más del clásico nacional ante América la próxima semana.

Loading...
Revisa el siguiente artículo