FOTOS: Los rostros que Manny Pacquiao deformó

FOTOS: Los rostros que Manny Pacquiao deformó

Manny “Pacman” Pacquiao venció ayer por holgada decisión absoluta al mexicano Antonio Margarito, quien aguantó los 12 rounds de milagro y porque el “demonio de las Filipinas” no quiso noquearlo.

Con la victoria apabullante, el tagalo consiguió su sexto título mundial (ayer ganó el vacante superwelter del CMB) en diferentes divisiones, y por lo menos hoy no hay nadie que pueda vencerlo.

Con un récord de 53 peleas ganadas, tres derrotas y dos empates, 38 nocauts, Pacquiao se ha convertido en el boxeador a vencer.

El pugilista y político asiático ha basado su fortaleza en la velocidad. Su defensa no es muy depurada, pero es muy esquivo y no recibe casi golpes, mientras que él es una máquina demoledora.

Y así, sin mucho poder en sus puños, entre paréntesis, va minando poco a poco a sus rivales, sean más grandes y de mayo peso, no importa, los desplazamientos en la tarima y una orquesta de golpes termina por noquear a sus contrincantes.

Es sorprendente el daño que inflinge a sus oponente. Los rostros de sus rivales empiezan “limpios” y terminan con hematomas, tortones, sangre escurriendo y ojos cerrados.

Así le pasó a Antonio Margarito, que al final de la pelea ya no “tenía” oculares, y parecía que el pómulo derecho se le iba a desprender.

Y aunque el “Pacman” casi siempre sale limpio, sólo uno le hizo ver su suerte y lo dejó malherido: Érik “Terrible” Morales lo sacudió de fea forma en el 2005, lo venció y de paso le dejo un tajo en la ceja.

Loading...
Revisa el siguiente artículo