Atlas juega a tono y vence 1-0 a Monterrey

En el Torneo de Clausura 2011 el Monterrey regaló un penal al Atlas lo que les dio la victoria, lo que de dio el empate con San Luis en el grupo dos

JC Chávez le pone un alto a Gio en divertido comercial

Mal y de malas estuvo el Monterrey en su visita al estadio Jalisco, donde los graves errores cometidos al regalar un penal y quedarse absurdamente con 10 hombres ocasionaron su derrota 1-0 ante Atlas, en duelo de la fecha ocho del Torneo Clausura 2011.

Un gol de Gerardo Espinoza, de penalti al minuto 45, bastó para que Rojinegros, que dominó por momentos, llegara a 13 puntos en el Grupo Dos para empatar en la cima a San Luis, que tiene mejor diferencia de goles y el liderato.

Rayados, por su parte, que ha tenido un inicio irregular, se mantiene en el tercer puesto del pelotón Uno al quedarse con 10 unidades.

El conjunto regio llegó muy motivado a la cancha tapatía, tuvo mayor control de la pelota y puso en aprietos en más de una ocasión el marco enemigo, aunque los anfitriones no se quedaron atrás y aprovecharon los contragolpes para generar sus ataques.

Al minuto 33, Aldo de Nigris recibió un balón de Luis Pérez, pero a la hora de definir cruzado, el portero chileno Miguel Angel Pinto logró tocar el esférico con el hombro y esto le restó fuerza para que la zaga tapatía pudiera despejarlo cuando ya se cantaba el gol.

Al 40, Hugo Rodríguez salvó sobre la línea a su equipo, tras una buena jugada individual de De Nigris que concluyó con diagonal para el argentino Neri Cardozo, quien definió con sueva toque y no pudo marcar.

Cuando Monterrey se desenvolvía mejor sobre la cancha vino un grave error del portero Jonathan Orozco, cuando recibió un balón y en lugar de despejarlo trató de fintar al atacante, quien no se comió el engaño y al tratar de arrebatárselo fue fauleado dentro del área.

El árbitro Paul Delgadillo inmediatamente sancionó con falta y tarjeta amarilla para el arquero rayado; Gerardo Espinoza fue el encargado de cobrar desde el manchón penal para poner el 1-0 ya sobre el final del primer tiempo.

En el segundo tiempo hubo oportunidad para la reacción regiomontana, pero una absurda expulsión del paraguayo Osvaldo Martínez echó a perder el trabajo del equipo, al patear un balón que golpeó al nazareno, por lo que vino la roja directa.

Con un hombre menos, Monterrey no se rindió y en todo momento trató de proponer, pero se topó con un equipo organizado que pareció conformarse con la mínima ventaja y careció de ambición para ampliar el marcador, en parte también por las buenas intervenciones de Orozco, quien salvó un par tratando de enmendar su error.

Loading...
Revisa el siguiente artículo