Dos "zarpazos" de Martín Bravo y Pumas vuelve a ganar

Por: notimex

Gracias a un doblete del argentino Martín Bravo, Pumas de la UNAM venció esta noche 2-0 a un inoperante Atlante en su visita al estadio Andrés Quintana Roo, con lo cual mantuvieron su racha invicta y siguen como líderes del Torneo Clausura 2011.

Los goles de Martín Bravo se registraron a los minutos 22 y 28, para darle los tres puntos a los capitalinos, que hoy duermen tranquilos con 21 unidades en lo más alto de la clasificación general y del Grupo Tres.

Por su parte, Potros de Hierro, que estuvo en inferioridad numérica en el segundo tiempo, se quedó en el quinto sitio del pelotón Dos con 10 unidades, una apenas por encima de Pachuca que está en el fondo.

Los felinos controlaron rápidamente el esférico y no permitieron a los locales desenvolverse con comodidad, estorbaron su juego y lograron inquietar en un par de ocasiones durante los primeros minutos del partido el arco de Moisés Muñoz.

Potros de Hierro no encontraba cómo hacerle frente a la fuerte presión de Pumas y al minuto 22 Bravo abrió el marcador con una jugada personal, en la cual se llevó a dos defensas al adelantarse la pelota y ganarles por velocidad, para encarar al arquero y definir con disparo potente.

Apenas Atlante asimilaba la desventaja cuando seis minutos después apareció de nueva cuenta el pampero, quien volvió a lucirse con otro gol a pase de Francisco Palencia. Bravo se llevó a dos hombres y disparó a la portería para poner el 2-0.

MANTIENE EL INVICTO

Pumas mantuvo la ambición de continuar con la buena racha que han mantenido este torneo, donde aún no conocen la derrota, e incluso antes de terminar la primera parte pudieron ampliar su ventaja pero la puntería no estuvo de su lado.

En la segunda parte los azulgrana no mejoraron su funcionamiento, tuvieron poco control del esférico y para empeorar su situación Mauricio Morales expulsó a Ever Alfaro, quien a penas llevaba 10 minutos sobre el césped, tras una fuerte entrada en tres cuartos de cancha sobre el paraguayo Darío Verón.

La situación se tornó más difícil para los locales, que no encontraron nunca la comodidad en su propia cancha y debieron soportar las constantes llegadas ofensivas de los universitarios, que marchan como líderes en el torneo y jugando bien.

Loading...
Revisa el siguiente artículo