Jornada 13: Guadalajara se "echa" un caldito de Águila

La cabalística Jornada 13 del Torneo Clausura 2011 llegó y con ella el Clásico nacional 156 entre Chivas y América. Todo indicaba que sería un partido seco, sin alma y de poco talento. Sin embargo, Guadalajara entró revolucionado, pero bien calibrado, el esfuerzo físico fue de la mano con la creatividad y lo práctico. Al final, fue un duelo entretenido… por el baile que le metieron a Las Águilas.

El mejor partido de la fecha fue la victoria de Morelia 2-3 ante Cruz Azul. Mucho talento, goles y disposición a dar espectáculo, que superó por mucho la goleada de Pachuca 3-0 ante Jaguares, pues los Tuzos agarraron “flan” y previamente les había costado abrir al gran felino que hoy fue un timorato gatito.

Pumas volvió a la senda del triunfo y de paso le dio un golpe al “ego” a Ricardo “Tuca” Ferreti, que salió de CU con el “bigote enojado”, pues sus pupilos se desfondaron en los últimos minutos y entregaran la victoria 2-0 a sus ex dirigidos. Mientras tanto, Puebla igualó con Toluca a un tanto, en un partido “rígido y cuadradote”.

Monterrey y Santos igualaron a un gol, pero la mayor parte del tiempo se dedicaron a pelotear y arruinar la bella tarde sabatina. Atlante volvió a ser un “bólido” y venció 3-1 a Atlas. Lástima que los Potros sólo galopan cuando están en casa. Tal vez la brisa de Cancún les hace bien para la salud. El “Zorro” se topó con pared y se alejan de su objetivo de entrar a la Liguilla.

Y en los partidos para el olvido, esos que simplemente se podrían obviar del calendario, Estudiantes empató a cero con Querétaro; mientras que por el mismo marcador San Luis y Necaxa nos hicieron dormir.

JUEGO POR JUEGO

ESTUDIANTES 0-0 QUERÉTARO: Partido para el olvido. Tal vez el peor en lo que va del torneo. No hubo talento y creatividad; los equipos mostraron que son malos para la Primera División. Gallos Blancos no quiso jugar, impuso un ritmo cansino a pesar de tener un hombre más que los zapopanos. Estudiantes carece de talento, pero ahora ni se esforzó para irse al frente. Hubiera dado lo mismo jugar o no este duelo.

CRUZ AZUL 2-3 MORELIA:
Buen partido, con mucho ritmo, goles y talento. A pesar del calor sofocante, ambos equipos no escatimaron en esfuerzo y hubo pocos lapsos en los que se sintiera falta de juego. Fue emotivo porque en el último minuto el cuadro moreliano se llevó los tres puntos, pero el empate hubiera sido justo. Los jugadores se brindaron, sudaron la camiseta y se cansaron, pero dieron un espectáculo digno.

PACHUCA 3-0 JAGUARES: Lo único valioso fueron los goles. El marcador fue engañoso, pues Pachuca sufrió para encontrar el gol. Los 45 minutos iniciales fueron para llorar. El ritmo fue lentísimo, mucho juego horizontal y pocas llegadas de gol. Para el complemento, las cosas no cambiaron mucho pero Tuzos se fue al frente, ante un Jaguares agazapado, chato y sin “dientes”. Al final, el primer gol trajo consigo a los otro dos. Duelo disparejo en el papel, pero que en la realidad se igualó por el pobre desempeño.

MONTERREY 1-1 SANTOS: Este juego rememoraba la final del torneo pasado. Sin embargo, estos dos equipos pasan por un trance de terror. Juego muy disputado en el medio campo, con pocas opciones de gol y jugadas ofensivas. Monterrey fue mejor, pero por lapsos mostró una cara triste, complaciente y mezquina. Los laguneros sufren en todas sus líneas, se esforzaron y se llevaron el empate, pero claramente no pasarán a la Liguilla, pues el juego colectivo colapso y el individual está muy corto.

SAN LUIS 0-0 NECAXA: Una radiografía del Estudiantes vs. Querétaro. Juego tedioso, inconsistente y con poca creatividad. Duelo con falta de calidad y de mucho esfuerzo físico. Muchos errores en los trazos, los toques eran equivocados y se neutralizaron en el medio campo, la zona más pobre para disputar un partido. Los adjetivos sobran, pero fácil nos pudimos ahorrar este juego en el rol de la Jornada 13.

ATLANTE 3-1 ATLAS: El Potro cabalgó a sus anchas y aprovechó que “Zorros” quedara con un jugador menos al principio del partido. Primero tomó el control del medio campo y después movió la bola por todo el terreno de juego, cansando a Atlas y obligándolo a romper el esquema defensivo que planteó tras la expulsión. Fue letal en los contragolpes y sus jugadores no fallaron. “Kikín” Fonseca está jugando de lujo, porque además de anotar, puso una asistencia de gol. “El Hobbit” Bermúdez es el motorcito que mueve a este club.

PUMAS 2-0 TIGRES: Fue un duelo parejo. Pumas no pudo explotar su fútbol dinámico y frontal, pues Tigres se ubicó bien sobre el campo y neutralizó a los jugadores capitalinos. Fueron muchos minutos de lucha, fuerza y poco futbol vistoso. Sólo había una forma de abrir el candado y ese era por jugada invididual. Y así lo hizo Israel Castro. Después, los regios tuvieron un desliz más y ahí cayó el segundo vía penal.

PUEBLA 1-1 TOLUCA:
Un partido con mucho orden táctico, que impuso una estrategia cuadrada por parte de los dos equipos, que llegaron con el librito y por nada del mundo salieron de él. Muy pocas jugadas de peligro, aunque mucha intensidad en el medio campo. Al final, el empate es justo, por lo que dejaron de hacer “camorreros” y “diabólicos” en el encuentro.

CHIVAS 3-0 AMÉRICA: Guadalajara simplemente hizo una oda al juego frontal y el esfuerzo físico. Desplegó a todas sus líneas para alcanzar un solo objetivo: la victoria. En cualquier sector del campo había un jugador rojiblanco para iniciar el ataque o defender su marco. Las Águilas simplemente fueron espectadoras, pues el equipo profesional se quedó en Coapa.

Fue uno de los mejores clásicos de los últimos años. El estadio Omnilife lució esplendoroso y en su “bautizó” fue un jugador más en este duelo del orgullo. Chivas hizo un futbol práctico en el primer tiempo y se adueñó del balón, rompiendo la media cancha americanista y aislando a los delanteros azulcremas.

Para el complemento, el partido mejoró, pues los capitalinos decidieron no vender barata la derrota y se fueron al ataque. Chivas respondió con más poder ofensivo, lo que generó un ida y vuelta constante, pero con peligro sobre el marco de Memo Ochoa, pues los chavos tapatíos estaban en plan grande, y además de tener “futbol” en los botines, tenían el alma por los cielos.

América cayó en el Omnilife, y no cumplió con sus dichos: ni llenaron el estadio, pues la mayoría era rojiblancos, ni desplegaron un futbol ofensivo y alegre, como marca la mística azulcrema y que al parecer sólo Carlos Reinoso entendiende.

EN CONCRETO

EQUIPO DE LA JORNADA: Chivas. El futbol de Guadalajara es práctico y no pretende más de lo que tiene. La juventud, el ímpetu y las ganas por sobresalir de los noveles jugadores chivas, son los ingredientes para forjar un equipo competitivo que se comporta bien a la defensiva, aunque su mejor “estrella” es el ataque frontal, rápido y contundente. Así fue como liquidaron y humillaron a América.

PARTIDO DE LA JORNADA: Cruz Azul 2-3 Morelia. Duelo con buen ritmo, de ida y vuelta, buenas jugadas ofensivas, y goles de buena manufactura. Tanto La Máquina como Monarcas se brindaron en el terreno de juego, rodaron la bola de buena manera y mantuvieron a la afición al filo de la butaca. Hubo intensidad, aproximaciones de peligro y futbol intenso. No quedaron a deber, pues durante los 90 minutos jugaron a ganar y no escatimaron esfuerzo físico a pesar del calor.

JUGADOR DE LA JORNADA: Marco Fabián. Sólo necesitó de algunos minutos para revolucionar a las Chivas y sentenciar el partido. Parece que “Marquito” creció en apenas dos semanas, como lo pedía José Luis Real, Anotó dos goles y fue el alma del Rebaño Sagrado. Los americanistas sólo vieron su número, pues corrió por todo el campo y dio una cátedra de amor a la camiseta.

GOLES DE LA JORNADA: Elías Hernández, Christian “Chaco” Giménez e Israel López. Hay veces que el futbol nos ofrece “joyas” que no pueden obviarse. En el tanto moreliano, Hernández le puso “vaselina” a su tiro dentro del área grande para poner un “globito” en órbita y anotar. En la anotación cementera, “Chaco” cobró una jugada a balón parado desde el costado derecho del área grande. El balón se abrió para después meterse en la horquilla, ante la estirada de Vilar que no pudo sacar la bola.

Para acabar esta feria, Israel Castro sacó un zurdazo desde fuera del área que se incrustó en el ángulo superior de la meta norteña. Una verdadera joya del contención auriazul y del Tri, que marcó la caída del conjunto dirigido por “Tuca” Ferreti.

FRASE DE LA JORNADA: Carlos Reinoso exudaba dolor y tristeza, sin embargo, dijo que el partido no fue para que Chivas ganara 3-0, “pero en un Clásico no se habla, no se platica, no se llora, si te ganaron te ganaron y ya”, sentrenció uno de los máximos ídolos de Las Águilas.

FRACASOS DE LA JORNADA: Necaxa y Querétaro. Los dos equipos inmiscuidos en la pelea por no descender dieron muestra de que son equipos de la Liga de Ascenso. Enseñan carencias en sus líneas y el amor a la camiseta ya no les alcanza. Dan espectáculos tristes y de “sueño”, pues no tienen variantes y sólo juegan por cumplir con el requisito.

Los dos se tendrán que reestructurar, Gallos Blancos para no descender en el próximo año y Necaxa para hacer un papel digno en la categoría inferior.

Loading...
Revisa el siguiente artículo