COLUMNA: ¿Qué le conviene más a Chicharito?

Sus siete años de carrera en Europa, sobre todo con Manchester United y Bayer Leverkusen, lo han cotizado más de lo que ningún otro mexicano de la época reciente

Por Aldo Miranda
Su capacidad goleadora y su carisma hacen que cualquiera sea feliz sólo de imaginarlo en sus filas|GETTY IMAGES
COLUMNA: ¿Qué le conviene más a Chicharito?

Cada verano el futuro de Chicharito parece un mar de incertidumbre. Su capacidad goleadora y su carisma hacen que cualquiera sea feliz sólo de imaginarlo en sus filas, y es que una cosa lleva a la otra, pues su talento siempre ha ido de la mano con su manera de “hacer clic” con la afición que siempre lo acoge de la mejor manera convirtiéndolo en un gancho de taquilla y venta de camisetas.

Sus siete años de carrera en Europa, sobre todo con Manchester United y Bayer Leverkusen, lo han cotizado más de lo que ningún otro mexicano de la época reciente. Aquí es donde salen a la luz los dos candidatos más fuertes, hasta el momento, para hacerse de sus servicios: Chelsea, el rico, y West Ham, el pobre.

Caminar por las calles de West Ham no es lo que en la imaginación representa Londres. Para los fans de los Hammers el futbol es lo más importante, su apoyo se refleja en cada partido, en cada pub (bar), aunque desde el 2016 dejaron su antigua casa, Upton Park, para marcharse al Estadio Olímpico de Londres. Actualmente, el técnico Slaven Bilic tiene como máximo referente a Andy Carroll, un atacante inglés que surgió del Newcastle, pero decayó en su carrera por el excesivo gusto por la vida nocturna y las fiestas, hasta que su salvación vino desde West Ham, donde ha retomado un segundo aire con 23 goles en casi 100 partidos.

Javier Hernández tiene todos los argumentos para encajar en un equipo que siempre está ávido de triunfos, necesitado de glorias y dispuesto a arropar a quienes se lo ganen con entrega y buenas actuaciones, prácticamente “muriendo por los colores del equipo”, y eso bien lo sabe hacer nuestro Chicharito.

Por otro lado, Chelsea es lo opuesto totalmente a West Ham, en las calles aledañas a Stamford Bridge se respira la opulencia de la clase alta de Londres. Los fanáticos entran al estadio vestidos con corbatas y abrigos, casi como una fiesta de gala sólo para disfrutar los encuentros de sus amados Blues, quienes hasta principios del siglo XXI empezaron a conocer lo que era la verdadera victoria.

Antonio Conte llegó hace un año al banquillo y de inmediato conquistó un título de liga, sin embargo, su peculiar personalidad ha hecho que Diego Costa, su mejor goleador en los últimos tres años, abandone la institución, en lo que parece más capricho que una necesidad.

Chicharito no desentonaría en el vestidor Blue, con jugadores disciplinados y experimentados, pero sería uno más y no la estrella consolidada que hoy se presume en Leverkusen; aunque una mala racha o cualquier desplante podrían costarle quedarse en la banca más tiempo del que esté dentro de la cancha. No obstante, Hernández Balcázar ya demostró que tiene el nivel suficiente para marcar la diferencia en Inglaterra, lo hizo con Manchester United, así que llegar a los Blues sería un premio más a su destacada trayectoria.

Entonces, ¿qué le conviene más a Chicharito? ¿Buscar la idolatría de una afición acostumbrada a las duras batallas del destino dentro y fuera de la cancha o pelear por ganarse el respeto de un técnico exitoso, pero caprichoso como Antonio Conte? La respuesta estará próximamente en la Liga Premier.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo