Dimitrov, segundo clasificado a las semis de la Copa Masters

Pablo Carreño, suplente de Nadal, cayó en su debut

Por EFE
Getty Images
Dimitrov, segundo clasificado a las semis de la Copa Masters

El búlgaro Grigor Dimitrov se convirtió en el sexto jugador debutante que logra clasificarse para las semifinales de la Copa Masters al derrotar al belga David Goffin de forma contundente, mientras que el austríaco Dominic Thiem se agarró a la lucha por la otra plaza al imponerse al español Pablo Carreño, que se dejó la piel en el empeño.

Dimitrov infligió un duro castigo a Goffin al vencerle por 6-0 y 6-2, en solo 73 minutos, sumando así la segunda victoria en el O2 esta semana y logrando las semifinales por primera vez en su carrera. Él y el suizo Roger Federer, en el Grupo Boris Becker, son por el momento los dos primeros jugadores en lograr la penúltima ronda este año.

Dimitrov dejó en evidencia a Goffin, verdugo del español Rafael Nadal, que se retiró del torneo por problemas en su rodilla tras caer contra el belga el lunes. En aquel partido, incluso estando visiblemente lesionado, Nadal hizo frente a Goffin y resistió hasta el tercer set.

Pero este miércoles, Dimitrov se empleó a fondo ante el jugador de Rocourt, que de nuevo apareció con unas tiras de protección en su rodilla izquierda. Goffin cometió 28 errores no forzados, y perdió su saque en cinco ocasiones. Solo lo conservó dos veces en todo el partido.

El belga encajó un parcial de 9-0 hasta que a los 48 minutos del encuentro logró hacerse con el primer juego de su casillero (3-1 en el segundo set). Fue entonces cuando protagonizó una ligera reacción, pero al final fue solo un espejismo.

Grigor, primer búlgaro en clasificarse para el Masters en la historia de este torneo, falló únicamente 11 veces en todo el encuentro. "Hoy ha sido un día en que todo lo que tocas es oro. Trabajo para tener días así y es bonito que lleguen en torneos así. Sólo quería competir. Es especial para mí", dijo Dimitrov sobre la pista.

"Mi objetivo era llegar a semifinales. Dar un paso más. Pero cada partido es importante. Voy a seguir mi ritmo y a seguir haciendo lo que he estado haciendo. No estoy aquí sólo para participar, sino para jugar bien y hacerlo bien", añadió.

Con esta victoria, Dimitrov eleva a cuatro las logradas ante Goffin (4-1). Este año se han medido ya en cuatro ocasiones, con 3-1 para el búlgaro. En los cuartos del Abierto de Australia, la final de Sofía y en el O2, el triunfo ha sido para Grigor. Goffin solo se impuso en los cuartos de Rotterdam.

Dimitrov ha ganado esta temporada tres títulos: Brisbane, Sofia y el Masters 1.000 de Cincinnati, además de lograr la final de Estocolmo, y las semifinales del Abierto de Australia, Queen's y Pekín. En Londres lleva ya ganados 400 puntos que le sitúan con un total de 4.250, acechando el tercer puesto de la lista mundial del alemán Alexander Zverev, con 4.810.

Luego, Thiem sumó su primera victoria en el Grupo Pete Sampras al derrotar a un luchador Pablo Carreño, por 6-3, 3-6 y 6-4.

Ganar sus dos partidos era la única alternativa de Carreño para lograr las semifinales, y luego incluso esperar a la calculadora para las sumas de sets y juegos. Pero Thiem anuló esta esperanza al imponerse en dos horas y seis minutos, y hacerse con su primera victoria en esta fase de grupos.

"He empezado muy sólido el partido, he jugado muy bien ahí hasta el 40-15 del segundo set cuando me ha roto", dijo Thiem en pista. "Ahí me he perdido un poco y, luego en el tercero, han sido continuas subidas y bajadas. Estaba al 50 por 50, pero afortunadamente he podido romper en el momento definitivo", añadió.

Carreño había heredado la derrota de Rafael Nadal ante Goffin el lunes y por tanto ha sumado dos ya, y aunque le queda un partido el viernes contra Dimitrov, ya clasificado, está fuera de la lucha por las semifinales, mientras que Goffin y Thiem se la jugarán este viernes.

Después de entrenar durante casi siete días en las instalaciones del O2 junto con su entrenador Samuel López, Carreño intentó hacer valer las horas en pista contra diferentes jugadores ante Thiem, un rival que se le da especialmente mal, y contra el que saltó este miércoles con el antecedente de cuatro derrotas y ni una sola victoria.

Thiem le había vencido en Gstaad (2015), Buenos Aires (2016), US Open (2016) y en la final de Río de Janeiro (2017). Carreño recordaba, eso sí, que él había triunfado ante el austríaco en la final del challenger de Como (Italia) en 2013.

Los dos han llegado al Masters en circunstancias muy parecidas, pues si el español solo había ganado un partido desde las semifinales del US Open contra el surafricano Kevin Anderson, en cinco torneos disputados, Thiem contaba con dos victorias en igual número de cuadros, desde su duelo de octavos con el argentino Juan Martín del Potro en Flushing Meadows.

Si Thiem dominó el primer set en 31 minutos con dos roturas (3-2 y 6-3), gracias a los fallos del español con su revés (11), Carreño empezó a creer en sí mismo en el segundo parcial, en el que se mostró tremendamente agresivo al resto para quebrar dos veces (2-1 y 6-3) para hacerlo suyo en 43 minutos.

Thiem, ganador esta temporada de un solo título, el de Río de Janeiro, precisamente ante Pablo, y finalista en Barcelona y Madrid, y semifinalista en Roma y Roland Garros, apretó en los comienzos del tercero, y su rotura en el juego inicial pareció precipitar el final del español que estuvo 1-3 abajo.

Pero Carreño reaccionó y logró recuperar el saque perdido después (3-3) y ganar en total tres juegos seguidos para dominar él por 4-3. Su problema fue que no pudo mantener su servicio en el noveno, y Thiem apuntilló su victoria a continuación, cerrando el encuentro con su duodécimo saque directo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo