NFL homenajea a los héroes de México en el pasado sismo

Estuvieron presentes rescatistas así como la taekwondoín Marías del Rosario Espinoza y la boxeador Ana María Torres

Por AP
AP
NFL homenajea a los héroes de México en el pasado sismo

Exactamente dos meses después de que un sismo de magnitud 7,1 cobrara la vida de 369 personas, 228 de ellas en la capital, los Patriots de Nueva Inglaterra, los Raiders de Oakland y los miles de asistentes al Estadio Azteca se unieron en un acto en que recordaron a las víctimas y rindieron homenaje a los cuerpos de emergencia que brindaron ayuda luego de la tragedia.

Y los verdaderos héroes no fueron Tom Brady o Derek Carr, sino los personajes sin nombre que desfilaron al medio tiempo, escoltados por gritos de “¡México! ¡México!”

Miembros del personal de emergencias, rescatistas y los perros sabuesos que simbolizaron la esperanza de México después de que el país recibió un duro golpe ingresaron en el terreno para recibir el reconocimiento del público.

Los aplausos más sonoros de la noche no fueron para Brady, o para el larguísimo touchdown con Brandin Cooks, sino para Frida, la golden retriever que ayudó en el rescate de una docena de personas atrapadas entre los escombros tras el terremoto y que les dio rostro a los héroes durante las labores de rescate y recuperación.

La imagen de Frida, que usa un visor y calcetines especiales durante las tareas de rescate, brindó a la sociedad esperanza y un sentido de solidaridad en los días posteriores al sismo del 19 de septiembre.

“Son dos meses que han sido muy difíciles para México, pero que a la vez han permitido una reconstrucción cívica”, destacó el expresidente de México, Felipe Calderón, aficionado declarado de los Patriots, quien asistió al estadio. “Me parece tanto o más importante que lo material”.

La proyección internacional que provee el duelo del domingo fue el escenario perfecto para demostrar que México está de pie y con el puño en alto, tal como lo alzaban los rescatistas para pedir silencio luego del terremoto para pedir silencio y detectar si debajo de las ruinas había señales de vida.

El puño en alto de la victoria. Pero también de silencio, de esperanza, de dolor, de vida.

“(Estos eventos) sirven, porque vuelven a posicionar a la Ciudad de México internacionalmente, elevan la imagen del país y de la ciudad, y eso nos ayuda definitivamente”, destacó Calderón, quien gobernó de 2006 a 2012.

Para las miles de personas afectadas, el dolor del 19 de septiembre no desaparecerá pronto. Pero tampoco la esperanza que provee un puño en alto. Después de todo, también representa victoria.

Miles de personas acudieron al estadio a ver a sus héroes, a los Patriotas, sin darse cuenta que estaban sentados entre ellos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo