Real Madrid sufre otra vez, pero avanza en la Copa del Rey

El Real Madrid, con una renta de dos goles del primer partido, se vio superado por el entusiasmo del Fuenlabrada (2-2), que durante una hora le jugó de tú a tú

Por EFE
Los merengues aprovecharon los goles del primer partido para seguir con vida|GETTY IMAGES
Real Madrid sufre otra vez, pero avanza en la Copa del Rey

El Real Madrid, que jugó con fuego y fue puesto en evidencia por el Fuenlabrada, junto el Celta, el Levante y el Leganés, hicieron valer la renta de los choques de ida para alcanzar los octavos de final de la Copa del Rey en la que caeyó el Málaga, eliminado por el Numancia, de Segunda División.

El bombazo de la Copa transitó por el estadio Santiago Bernabeu. El Real Madrid, con una renta de dos goles del primer partido, se vio superado por el entusiasmo del Fuenlabrada (2-2), que durante una hora le jugó de tú a tú al conjunto de Zinedine Zidane y que estuvo a un gol de la prórroga.

Un gol de Luis Milla a los veintiséis minutos puso por delante al equipo del sur de Madrid, que ya había avisado un par de veces antes con ocasiones claras. El cuadro de Zidane, plagado de suplentes y canteranos, no estuvo nunca en el partido.

El Fuenlabrada tuvo en la mano el segundo con un remate al larguero de Cata Díaz. La salida al campo de Gareth Bale dos meses después, resultó providencial par el equipo blanco. Un pase suyo y una acción individual propiciaron el doblete de Borja Mayoral que alivió al conjunto madridista. Alvaro Portilla, en el tramo final, premió el esfuerzo de los visitantes (2-2).

Junto el Real Madrid estarán en octavos el Leganés, que ya había vencido en Valladolid (1-2) y que volvió a imponerse en Butarque por 1-0 con un gol de Tito pasada la media hora de partido.

El Celta, por su parte, vivió de la renta del encuentro jugado en Ipurúa en la ida, donde se impuso por 2-1 al Eibar. Ambos dieron la sensación de afrontar la situación con el desenlace resuelto, plagados de suplentes.

El equipo vigués manejó la ventaja ante un rival resignado a su suerte y que tiene su objetivo en la permanencia en Primera División. Un penalti transformado por Iago Aspas en el último minuto cerró el enfrentamiento (1-0).

En el Ciutat de Valencia planeó la incertidumbre. El Levante, que en el primer envite contra el Girona consiguió un 0-2 favorable, tuvo que mantener el tipo ante un equipo en línea ascendente que se adelantó a la media hora con un gol del colombiano Johan Mojica que situó al equipo catalán cerca de la igualada en la eliminatoria.

José Luis Morales, en la segunda parte, dio un respiro a los levantinos y sentenció la eliminatoria (1-1).

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo