Romano quiere revancha al frente del Atlas

El argentino fue presentado este jueves como técnico de los Zorros y debutará el fin de semana frente al América

Por Cesar Huerta

La mañana de este jueves, Rubén Omar Romano fue presentado como técnico del Atlas. De inmediato, se comprometió con el nuevo reto y se dijo con sed de revancha. Tras dos años sin dirigir, desea sacar al equipo del mal momento que vive y también renovar su carrera como entrenador.

Gustavo Guzmán, presidente del equipo, le dio la bienvenida antes del entrenamiento. “Tomamos la decisión de Rubén porque se adapta al proyecto y conoce al equipo. Ya tuvo dos etapas en Atlas, la segunda fue mala. De los tres finalistas (Vucetich y Boy eran los otros dos) me decidí por Rubén, básicamente porque compagina con mi proyecto y no estoy dispuesto a que venga un técnico a echarlo abajo. Me refiero a técnicos de jerarquía que vienen a poner sus condiciones. No estoy dispuesto a acoplarme yo al proyecto de quien venga”, señaló.

Por su parte, Romano reveló de inmediato su sed de revancha. “Saben que he pasado por muchas cosas y me he levantado siempre. Coincido en cuanto al proyecto: este equipo necesita jóvenes. Entiendo que puede haber gente a favor o en contra. No todos te pueden querer, sólo le digo a la afición que vengo a matarme, a trabajar 14 horas diarias, porque es mi pasión y tengo el conocimiento como para saber que en una carrera hay momentos buenos y malos”, explicó.

“Hace un año estuve cerca de dirigir al América. Es una revancha, vengo a matarme, espero y sé que lo voy a lograr. Debo encontrar la conexión con los jugadores, el trabajo no se termina en las dos horas de entrenamiento, hay que trabajar mucho más. Antes de tomar esta decisión, uno analiza el plantel y más allá de que no es amplio, tiene jugadores con suficiente calidad, que se pueden adaptar a lo que busco y busca la gente”, agregó.

Romano se siente renovado

Han sido dos años de espera para el argentino Rubén Omar Romano. Finalmente, tiene una nueva oportunidad en el futbol mexicano, pero asegura que ese tiempo no fue perdido. Evolucionó en el tiempo que estuvo alejado de los reflectores y ahora se siente en buen momento.

“Todo en la vida va evolucionando, uno no se puede quedar estancado. Aprende uno de las victorias y las equivocaciones. Estos dos años sirvieron para eso, para hacer una reflexión en muchas cosas, en la vida personal. Uno entiende todo eso y va mejorando, más allá de ver partidos. No tengo pareja, no estoy casado, tengo todo el tiempo para trabajar, siete nietos preciosos y me siento muy bien mentalmente”, señaló el nuevo técnico del Atlas.

Finalmente, Romano confió en revertir la situación del equipo. “Vamos a trabajar duro, vamos a revertir esta situación y en poco tiempo la afición estará contenta de su Atlas. No podemos prometer campeonatos, pero en un torneo con Liguilla pasan muchas cosas y un equipo bien compenetrado puede pelear el título. Debemos revertir el mal momento con trabajo y entendimiento, darle ese mensaje de que vamos a revertir esto por ellos”, concluyó.

TE RECOMENDAMOS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo