Carlos Salcido reconoce errores con Chivas y acepta críticas

El capitán del Guadalajara sabe que no vive el mejor de sus momentos, la velocidad ya no es la misma y admite: 'Ya no tengo 20 años'

Por Cesar Huerta

Carlos Salcido es uno de los futbolistas más criticados en las últimas semanas. Ha tenido fallas individuales que la afición de Chivas no le perdona. Este martes, el veterano ha reconocido sus fallas, aceptó los señalamientos y reconoció que hoy la velocidad no es la misma, pues ya no tiene 20 años.

“Me tienen diciendo tres años eso (que se retire). Hace un año nadie me dijo que me aventé toda la Liguilla hasta la Final jugando y terminé de contención con gran sacrificio. Nadie dice nada, pero es la gente y la respeto. No me hace nada, me dolería si mi familia me dijera algo. Respeto a la gente, pero no me ven entrenar. Sólo me dedico a aportar al equipo, a mis compañeros, ser uno mismo y que me alcance… también ya no tengo 20 años, no me hago chaquetas mentales”, señaló.

“Lo tomo como parte del futbol, ustedes hacen sus notas y es parte de. La gente opina, se puede equivocar y puede acertar, no tengo ningún empacho, no me molesta. Me molestaría si se metieran con mi familia, pero mientras sea futbol estoy abierto a cualquier situación. Esto es parte de y no pasa nada. Vengo al siguiente día y sigo entrenando. Por algo sigo jugando, claro que ya no llego a algunas jugadas, es lógico. Si saben como juega este equipo, tan dinámico, es lógico. Si tuviera 20 años volaría; acuérdense: yo volaba. Ahí está la situación”, añadió el capitán de Chivas.

Fortaleza mental

Pero la lluvia de críticas que ha recibido, asegura, no le afectan. Carlos Salcido aseguró este martes que la fortaleza mental le ayuda para no hacer caso de los señalamientos. Incluso, prefiere que sea él y no otro jugador al que se la cargue la culpa por el irregular momento de Chivas.

“Siempre he sido criticado, tengo alguna falla y ya es una costumbre, me dicen de todo. Si yo hiciera caso, olvídate. Si hay algo que tengo es una fuerza mental muy grande, que se me señale me gusta. Saben que no me escondo, al contrario, porque a mí eso me motiva. Después, silenciosamente sé que callo bocas. Defensivamente no hemos estado bien. Todos en el equipo hemos tenido fallas, adelante y atrás, claro que se remarca más atrás porque te cuesta goles. Me gusta que me digan, que me critiquen, prefiero que me señalen a mí y no a otros jugadores porque yo lo puedo soportar. Las fallas que yo llegue a cometer en un campo de juego sé que las puedo corregir, sé lo que debo hacer y ya está. Dar explicaciones es complicado”, concluyó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo