Futbolista revela abusos sexuales tras 28 años de silencio

Kieron Dyer rompió el silencio del terrible suceso que ocurrió cuando tenía 11 años.

Por Publisport

El ex futbolista de la selección de Inglaterra, Kieron Dyer reveló los abusos sexuales que sufrió por parte de su tío cuando tenía 11 años, hecho que nunca habló con sus padres, hasta hace unos días que se hizo pública la noticia después de guardar silencio por más de 28 años.

El jugador inglés hizo público el suceso que marcó y cambió su vida para siempre, declarando que los viernes por las noches su madre trabajaba, por lo que esos días se quedaba a dormir en casa de su abuela, mismo hogar en donde también vivía su tío Kenny. Y fue una de esas veladas que se quedó dormido viendo televisión con su familiar, momento que aprovechó el tío para abusar sexualmente de él. "Me despertó sentir que el hombre metía la mano debajo de mi pantalón, no quería abrir los ojos. Me congelé, no sabía que hacer", señaló el ex jugador del West Ham y Newcastle.

A pesar de la corta edad que tenía Dyer, estaba consciente de que estaba mal lo que estaba haciendo su tío, pero el miedo lo paralizó y no hizo nada. "Me decía que lo dejara terminar. Me decía que me iba a comprar muchos chocolates, me bajó los pantalones hasta los tobillos y no me podía mover, no podía hablar, no podía hacer nada. Después agachó su cabeza hacia mi regazo y comenzó a practicarme sexo oral, yo estaba aterrado, es como cuando tienes una pesadilla y no puedes gritar", declaró al diario Daily Mail de Inglaterra

El actual jugador de los Queens Park Rangers también contó que de alguna u otra manera logró alejarlo de él, pero que antes de ello, Kenny le dijo que no debía decir nada, que era un secreto entre ambos. Pese a lo advertido, Dyer decidió llamar a su madre para contarle lo sucedido, pero cuando ella contestó su tío se acercó a recordarle que debía guardar silencio.

Dyer afirma que desde ese día no volvió a ser el mismo, y que le trajo como consecuencia una baja terrible en su desempeño social y con su autoestima. "Me cuesta mirar a los ojos a la gente, me siento avergonzado, tengo problemas para confiar, no quiero que las personas me miren a los ojos, no quiero que me vean vulnerable".

Pero a pesar que después de 28 años se dio a conocer públicamente la noticia, el ex futbolista con anterioridad pudo confesarle todo a Peter Kay, creador de una clínica que ayuda a deportistas con adicciones; sin embargo, lo ocurrido nunca se hizo público.

Cabe señalar que también decidió escribir una autobiografía, con el único objetivo de apoyar a las personas que han pasado por lo mismo y animarlas a que continúen adelante, pero sobre todo que se sientan acompañadas de sus familiares.

TE RECOMENDAMOS

 

E

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo