Barcelona se reencuentra con el triunfo frente al Eibar

Luis Suárez y Jordi Alba fueron los encargados de marcar la victoria para el equipo catalán por 2-0.

Por EFE

El Barcelona mostró su huella de campeón en Ipurúa (0-2) y se llevó tres puntos llenos de trabajo y sufrimiento ante un Eibar que le superó en la posesión de balón en los primeros 45 minutos.

Los locales lo dieron todo, pero les faltó el acierto que sí tiene el equipo de Ernesto Valverde cuando llega al área. El arranque del partido fue monumental para un Eibar que antes del primer minuto ya tuvo su primera ocasión con un remate de cabeza de Cote que se fue fuera por muy poco.

El encuentro tenía un ritmo frenético y los de Valverde trataban de llegar con velocidad, pero fue Ter Stegen el protagonista porque los armeros seguían atacando con todo el corazón y la cabeza, ante un equipo barcelonista que esperaba su momento. El acoso del Eibar no cesó en los primeros 15 minutos ante un Barcelona que no era capaz de pasar del medio del campo. Pero claro, la calidad del líder de la Liga no deja lugar a las dudas y Suárez aprovechó un imposible pase de Messi en el minuto 15 para adelantar en el marcador a un Barcelona que hasta ese momento no se estaba mereciendo ir por delante.

El Eibar no se vino atrás y Orellana tuvo el empate en un golpeo que acabó en el larguero pocos minutos después del tanto visitante. El Barcelona se fue poco a poco haciendo con el control del partido, si bien los armeros no se dieron por vencidos y siguieron achuchando a un rival que no se encontraba cómodo.

Messi tuvo el segundo gol en el minuto 36 tras una gran jugada de Suárez, pero un poste impidió que los visitantes se llevaran más renta al descanso. El intermedio llegó en un buen momento para ambos equipos, ya que el Eibar puso más intención pero menos acierto y el Barcelona no tenía el balón en los pies como acostumbra.

La segunda mitad arrancó con un Eibar que quería ir a por la igualada pero con menos intensidad que en la primera parte, ante un Barcelona que esperaban a una genialidad de sus estrellas. El Eibar, que siguió llegando con peligro al área de Ter Stegen, robó el balón al Barcelona, para desesperación de Messi y Suárez, por lo que Valverde introdujo a Coutinho en el campo con el fin de buscar la sorpresa de forma individual.

El Eibar se quedó con diez jugadores en el minuto 65, tras una segunda amarilla a Orellana que dejó a los locales con menos armas de las que ya tenían ante un grande como el Barcelona. El árbitro expulsó luego al técnico Local, José Luis Mendilibar, tras protestar una jugada de Suárez exactamente igual que la que propició la expulsión de Orellana.

El Eibar se vino abajo en los siguientes minutos, tal vez extrañado por las circunstancias en un partido limpio que no merecía dos expulsiones. Messi tuvo en sus botas la sentencia tras una gran jugada colectiva, pero Dmitrovic estuvo listo para atajar el intento de vaselina del argentino.

Aún así, ni con diez el Eibar se vino abajo, e Inui tuvo el empate en sus botas, pero un imperial Piqué evitó el tanto en una tarde en la que tuvo más trabajo del habitual. El Barcelona tranquilizó el partido en los últimos minutos merced a su superioridad numérica, tratando de tener la posesión que hasta ese momento le había negado el Eibar.

Con la superioridad, el Barcelona cerró el partido en los últimos instantes merced a un gol de Jordi Alba.

TE RECOMENDAMOS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo