“No buscó ser número uno, vine a Acapulco porque me hace feliz”: Rafael Nadal

El español debuta mañana en el Abierto Mexicano de Tenis donde es el gran favorito para coronarse

Por Sergio Meléndez

Rafael Nadal es la gran atracción de Acapulco para celebrar el 25 aniversario del Abierto Mexicano de Tenis, y él está en México con gusto, es una sede que lo hace feliz y además aclaró que no participa por tratar de ser el número uno del mundo.

“Juego este torneo porque me gusta este torneo, me siento feliz, me siento querido por la gente de Mexico, por la organización y me ilusiona jugar aquí. No tengo ninguna estrategia de buscar nada, no busco el número uno, si lo soy perfecto y si no también. A estas alturas de mi carrera lo que busco es ser feliz en lo que hago y siempre intento estar competitivo cuando voy a jugar”, afirmó el mallorquín en conferencia de prensa en el puerto mexicano.

Y es que Acapulco le trae buenos recuerdos, sobre todo cuando conquistó el torneo en 2013.

“El 2005 fue muy importante para mi porque fue el primer 500 que gané. Pero el 2013 tiene un valor muy especial que cualquier otro porque venía de una situación muy complicada, de muchos meses de no competir al nivel que me motivaba, tenía muchos problemas físicos y ganarlo fue un punto de partida muy importante”, recordó.

Reconoció que el de Acapulco, es un torneo que ha crecido mucho y se ha vuelto atractivo no solo para él sino para muchos tenistas que manifiestan su deseo de venir a jugar a México.

“Hay una cosas que es clara, los jugadores quieren venir a jugar a Acapulco. Cuando eso pasa significa que las cosas se están haciendo bien , tenemos playa, no nos tenemos que desplazar lejos para entrenar, este es un torneo único y especial”.

No se siente presionado por ganar el torneo simplemente porque no se siente el favorito: “Ni me siento favorito para ganar el torneo, ni tengo esa presión interior de buscar eso, vengo a intentar dar lo máximo. Las cosas a veces salen bien y a veces mal, cuando uno está compitiendo tiene que estar preparado para aceptar las dos cosas, a esta alturas la presión no es la de ser el número uno sino la exigencia personal que tengo”, finalizó.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo