Presidente del PAOK invade el campo con una pistola

Ivan Savidis amedrentó al árbitro por anularle un gol a su equipo

Por EFE

El partido de este domingo PAOK Salónica-AEK Atenas, de la Liga griega, fue suspendido por la invasión del terreno de juego del estadio Tumba por aficionados y directivos del PAOK, incluido su presidente, enfurecidos por un gol anulado al caboverdiano Fernando Varela en el tiempo añadido.

El choque enfrentaba a los dos primeros clasificados de la Liga griega y el AEK del español Manolo Jiménez afrontó el duelo como líder de la tabla, con dos puntos de ventaja sobre el PAOK Salónica que entrena el rumano Razvan Lucescu.

El encuentro transcurría con empate sin goles y en el tiempo añadido Varela llevó el balón a la red, pero el árbitro, Georgios Kominis, señaló fuera de juego e invalidó el tanto que hubiera situado al PAOK en el liderato de la competición.

La decisión exaltó a los seguidores, pero también a los jugadores locales, que cercaron al juez del encuentro, y al cuerpo técnico, que saltó al terreno de juego para acentuar su protesta.

https://twitter.com/Manumartin01/status/972952339173859329

Sobre el césped irrumpió, excitado y molesto por la decisión del árbitro, el presidente del club, Ivan Savidis, que se dirigió al árbitro. La situación se prolongó durante varios minutos.

En las imágenes de televisión se pudo apreciar como Savidis llevaba en el cinturón una funda con una pistola y de acuerdo a palabras dadas por el técnico Jiménez a Carrusel Deportivo de la Cadena SER, el presidente del PAOK le enseñó el arma al silbante y le dijo “se te acaba la carrera como árbitro”.

Los jugadores del AEK se marcharon al vestuario, que poco después logró alcanzar también el árbitro. En pleno caos, los futbolistas del PAOK permanecieron en el campo a la espera de que se reanudara el partido.

Al final, el árbitro Kominis concedió el triunfo por 1-0 al PAOK ante el AEK Atenas y dio por concluido el encuentro, según anunció el club de Salónica en las redes sociales.

El PAOK señala en su twitter oficial que el "partido terminó con 1-0 y así lo reflejó en el acta el árbitro" a pesar de que el encuentro se suspendió antes del pitido final por la invasión de campo de jugadores, técnicos y directivos, incluido el presidente de la entidad, Ivan Savidis, que saltó al césped portando un arma en el cinturón y acompañado por su guardaespaldas.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo