Joven queda tetrapléjico por comerse un caracol tras una apuesta

Prometedor jugador de rugby juvenil transforma su vida de un día para otro, por hacerle caso a sus amigos y tragarse un gusano

Por Publisport

Sam Ballard era un chico “rudo y valiente” dentro y fuera del terreno de juego, asegura su madre, quien dio a conocer la noticia de que su hijo perdió la compostura de su cuerpo, debido a consumir un gusano que estaba infectado, gracias a una apuesta que hizo con sus amigos en una fiesta en 2010.

Salen a la luz estampas de la Selección Mexicana del álbum Panini

“Veinte años, amigos, vino tinto, alcohol, una babosa se arrastró sobre la mesa, alguien bromeó sobre un reto y lo hizo”, fueron las palabras de Katie Ballard, mamá del joven, quien habló para los medios de comunicación de Sydney.

Gusano Gusano / AFP

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aseguran los especialistas que Sam “contrajo un gusano pulmonar de ratas-un gusano parásito que vive en los roedores y pueden pasarlo a los caracoles y babosas”, aseveró a la prensa.

A sus 20 años, el ex jugador de rugby estuvo en coma durante 420 días, dejando al joven paralizado por completo y en estado tetrapléjico, por la consecuencia de tragar un parásito cerebral.

“Estaba devastado, cambió su vida para siempre y cambio la mía”, siguió. “El impacto es enorme”, agregó Katie a la revista 7 News Sydney en 2011.

Sam Ballard respira a través de tubos y requiere de un cuidado constante, ya que de manera temporal sufre de convulsiones y su familia sufre por pagar el tratamiento, por lo que solicitaron un paquete de discapacidad por $383 mil dólares, según el Esquema Nacional de Seguro de Discapacidad de Australia.

Antes y después de Sam Ballard Antes y después de Sam Ballard / Cortesía

¡Imperdible!

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo