ENTREVISTA: Aída Roman niega discriminación en su deporte por ser mujer

La mexicana nos habló sobre su trayectoria, su futuro y el hecho de ser una mujer de grandes éxitos.

Por Karla Aldana

La atleta mexicana se ha convertido en un ícono de nuestro país en el Tiro con Arco, disciplina en donde a rma que no ha recibido ningún tipo de discriminación por el hecho de ser mujer, al contrario, siempre ha tratado de demostrar que el género no importa. Aída Román, ganadora de medalla de plata en Juegos Olímpicos de Londres 2012, platicó en exclusiva con Publisport acerca de sus experiencias a lo largo de su carrera, así como del deseo de representar a México en Tokio 2020.

Recientemente ganaste plata en el Campeonato Mundial de Tiro con Arco Bajo Techo, ¿cómo te sientes ante esto?

Me siento muy contenta, muy a gusto de poder brindarle otro reconocimiento a mi país.

¿Qué significa representar a México en certámenes mundiales?

Para mí, siempre es un honor ser parte de la selección, a veces vas con los ánimos más fuertes y otras ocasiones los llevas más bajitos; sin embargo, siempre es un gusto poner lo mejor de mí en cualquiera de los eventos en los que vaya a participar por mi país.

Cuéntanos sobre el momento en que se entona el himno nacional en mundiales.

Es un momento muy emotivo y muy padre, es donde la gente se da cuenta que México está en la cima. A mí me motiva mucho cuando le entrego buenas cuentas al país y personales, cuando uno hace su mayor esfuerzo, vienen buenos resultados y buenos reconocimientos.

¿Cómo nace el amor al Tiro con Arco?

Fue muy espontáneo, además de que no es muy conocido aquí en nuestro país, me enamoré de él. A los pocos meses que inicié pude participar en una olimpiada nacional, estuve en eventos importantes dentro del país y fue muy bonito. Y cuando te das cuenta que tienes el talento está padrísimo, porque se juntan todas las cosas.

¿Nunca te llamó la atención algún otro deporte?

Sí, la verdad es que me encantan los deportes. Practiqué basquetbol, pero es muy complicado representar a tu país como basquetbolista, además de que no soy lo suficientemente alta. Estuve en gimnasia, me encantaba jugar futbol americano, pero no había muchas ligas femeniles, y un punto que me llamó mucho la atención en el tiro con arco es que en México no está muy explotado este deporte, por lo que puedes hacer muchas cosas y mucha historia. Por eso decidí seguirle dando buenos resultados a mi país, al menos hasta que me canse y de momento no lo estoy. La verdad es que mi deporte es otro rollo.

A pesar de que el apoyo para el deporte femenil ha evolucionado, ¿cómo lidiaste ante esto?

Desde mi educación, siempre ha sido que no por ser mujer me van a tratar diferente en el deporte o en cualquier otra cosa. En casa tengo cuatro hermanos y soy la única mujer. Casi en toda mi familia hay puros hombres, así que para mí el hecho de ser mujer no implica nada, los resultados obtenidos en mi deporte son míos, no dependo de un juez, de un árbitro o de alguien más que me dé esa nota. No siempre llegan los recursos, pero no lo enfocan en el género. Y para mí, siempre fue que si no me quieren apoyar, solamente avísenme para conseguir de cualquier otro lado el apoyo, trato de no detenerme, no me siento a que la Virgen me dé la señal. Afortunadamente, nunca tuve que pasar por la falta de apoyo como en otros deportes. Por ejemplo, las chicas de la Liga MX femenil no ganan lo mismo que la varonil. En comparación con mi deporte, tanto en la rama femenil y varonil el valor va a depender del resultado obtenido y es el mismo valor para ambos y aprecio mucho eso, no me puedo quejar. Al principio, sí, los chicos ganaban más, pero porque habían obtenido mejores resultados. Hoy, históricamente, femenil tiene mejores resultados. Aparte es un deporte limpio, es muy evidente el nivel que tenemos, entonces, desde mi punto de vista, no he tenido mayor inconveniente de, por ser mujer, reciba menos apoyo.

¿En alguna ocasión pasó por tu cabeza abandonar el tiro con arco?

A lo mejor paso como estar un año ‘tranqui’, sí he tenido bajones, pero no para abandonarlo y espero nunca me llegue ese pensamiento.

¿Qué o quiénes te motivan?

No sé, la verdad es que intento no depender de alguien. A veces es difícil salir cuando tienes el mundo en tu contra, pero siempre que hago algo trato de que sea histórico, eso realmente es mi motivación.

¿Te veremos en Tokio 2020?

Esperemos que sí, faltan dos años y pueden pasar mil cosas. Me gustaría ser parte de la selección; sin embargo, el día a día va a determinar el estar ahí, el estar peleando y voy a hacer mi mayor esfuerzo para clasificar.

TE RECOMENDAMOS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo