Ruso acusado de acoso sexual contra periodista dice que no tenía malas intenciones

Publimetro conversó con Ruslan Kamalov, a quien culparon de acoso sexual por "agarrar el pecho" y besar en la mejilla a la periodista de Deutsche Welle, Julieth Therán.

Por Stanislav Kuptsov

El aspirante de ciencias técnicas de 33 años de Moscú, Ruslan Kamalov, recibió más de mil mensajes en las redes sociales después del incidente que ocurrió con la periodista de la Deutsche Welle, Julieth Therán. El aficionado al futbol le dijo a Publimetro que no tenía intención de hacer nada malo.

VIDEO: Periodista argentino dice que la Liga MX 'es una mierda'

VIDEO: Maradona cree que México puede ganarle a Suecia y se declara "hincha" del Tri

Durante una transmisión en vivo antes del partido de la Selección de Rusia, Ruslan corrió hacia la periodista, la besó en la mejilla, gritó "Rusia es la campeona" y huyó. El fan también abrazó a la periodista, y su mano izquierda parecía estar en el área de su pecho. Poco después del incidente, Therán escribió en su página de Instagram: "Comparto la alegría del futbol, pero debemos identificar la línea entre afecto y acoso."

Ruslan

"Había muchos aficionados de diferentes países", recordó Ruslan. "Y entonces se nos ocurrió la idea de correr hacia la periodista, que estaba en el aire, y besarla. Como una apuesta. Julieth Therán estaba cerca de nosotros. Cuando lo hice, estaba completamente seguro de que la sostenía por los hombros. Temía que se cayera, por eso la abracé. Unos días más tarde un amigo que vive en Alemania me dijo que me había visto en la televisión. Me envió este video con un titular: "Un fan de Rusia abusó de periodista". Me sorprendió mucho, pero después de ver el video varias veces, me di cuenta de que cuando la abracé, me perdí un poco y toqué la parte superior de su pecho izquierdo".

Según Ruslan, después del incidente se encontraba a tres metros de la periodista, que ya había completado el trabajo. Y ella no hizo ninguna queja, sólo lo miró y sonrió. Sólo pensó que ella estaba un poco avergonzada.

"Y luego me enviaron un artículo en el que decía que estuvo caminando por toda la plaza para encontrarme", dijo Ruslan. "¿Y por qué haría esto si yo estaba a tres metros de distancia? Luego escribió que mi acto va más allá de los límites de la decencia. Pensé que si desde su punto de vista actué mal, entonces tengo que disculparme. Pensé, qué más da quién tiene razón, quién tiene la culpa si la mujer se siente mal. Y decidí disculparme como un hombre. Me puse en contacto con periodistas, fui a las oficinas de Deutsche Welle. Quería disculparme con ella sólo por interferir con su trabajo en directo. Entiendo que es un trabajo difícil y que pueden pasar muchas cosas. Pero no había ninguna implicación sexual en lo que hice. Es como si tocaras el pecho de una mujer en el metro. Es bueno que durante nuestra charla con Therán ella dijo que no tiene quejas contra mí".

Ruslan dijo que tiene esposa y que se enteró del caso con la periodista el mismo día en que sucedió todo.

"Sus amigos le enseñaron un video, se rió con nosotros. Estaba en París por trabajo y dijo que yo estaba en todos los canales de televisión locales. Me dijo que tuviera cuidado en lugares públicos, diciendo que en Francia esta historia se mostraba casi como una violación al aire".

Añadió: "En VK (una alternativa rusa para Facebook ) recibí unos 550 mensajes, en Facebook casi 500. Por cierto, la mayoría de la gente me apoya. También llamé a mi hermano a los Estados Unidos, dijo que el tema también se discutió allí. Otro hermano me llamó desde Kharkov. Dijo que estaban inflando el tema en Ucrania al decir que realmente era un acoso. Y dicen que me disculpé por el acoso, y no por molestar a la periodista mientras trabajaba. Pero incluso después de mi disculpa pública, muchos periodistas cortan mis palabras sobre el hecho de que le toqué el pecho accidentalmente".

Ahora Ruslan ya se ha calmado y trata de disfrutar de la Copa del Mundo y planea no perderse ni un solo partido.

"Tengo emociones muy positivas del torneo. Y una nimiedad así no puede arruinar mi estado de ánimo", concluyó.

"Me niego a ser una víctima. En vez de eso, me gustaría hacer el trabajo que me gusta".
Julieth Therán, periodista colombiana de la Deutsche Welle

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo