Un bigote de esperanza lleva a los anfitriones del Mundial más lejos

#HOMEALONE se introduce en el vello facial que hizo que el equipo nacional de Rusia llegara a cuartos de final

Por Dmitry Belyaev

En el estadio y frente a las pantallas, toda Rusia estaba de pie y aguantando la respiración cuando el delantero Iago Aspas se preparaba para patear el quinto penal para España. Y eso no era todo. Algunos de los aficionados tenían un bigote falso o genuino para atraer la buena suerte. Y funcionó a la perfección, ya que Igor Akinfeev bloqueó el tiro con la zurda y aseguró la participación de su selección nacional en cuartos de final.

Parejas de futbolistas franceses deslumbran en Rusia 2018

VIDEO: 'Gomita' confiesa que 'Chicharito' le parece atractivo

El ya llamado en los medios de comunicación "el mayor golpe de la Copa del Mundo de 2018" –Rusia venció a España, campeona de 2010– hizo olvidar al país que al día siguiente era lunes. #HOMEALONE salió a las calles de Moscú para sentir el espíritu de victoria del mayor partido de la historia de Rusia. Los aficionados al futbol del país anfitrión elogiaron el gran trabajo del equipo, corearon el nombre del portero Akinfeev, cantaron el himno nacional y bailaron. Pero aparte de Akinfeev, que ya es considerado un héroe, los aficionados locales creen que lo que ayudó al equipo fue… el bigote de Stanislav Cherchesov.

El vello facial del entrenador se ha convertido en una fuente de inspiración poco probable después de que el presentador de un programa de televisión, Iván Urgant, animara a los aficionados a apoyar al equipo con bigotes antes del torneo.

"Cherchesov necesita su apoyo ahora", dijo el presentador de televisión que lanzó la campaña en Instagram cuando la Copa Mundial estaba a punto de comenzar. "Todo está en su contra: los pronósticos, el tiempo, las leyes de la física, la anatomía de algunos futbolistas y también la lógica simple. Hacemos un llamado a todos para que se dejen crecer el bigote y coloquen sus fotos bajo el hashtag 'bigote de la esperanza"".

Y es por eso que algunos de los aficionados estaban agarrando su vello facial que dejaron crecer o compraron durante el momento más impresionante del encuentro.

Cuando el torneo comenzó en junio, la mayoría de los observadores veían a Rusia como un equipo sin posibilidades de éxito. Incluso salir del grupo había sido visto como algo más allá de ellos. Antes del partido contra España, muchos eran pesimistas sobre el resultado, pero vieron cómo la primera selección nacional alcanzaba los cuartos de final de un Mundial desde México 1970.

Así, después del gran triunfo, el bigote estilo Cherchesov se ha convertido en un verdadero símbolo de esperanza. Incluso los no creyentes no tienen nada que decir, ya que el vello facial está llevando a la selección nacional de Rusia a un desafío contra Croacia. Y como dijeron a #HOMEALONE los aficionados, la victoria es difícil pero posible.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo