Real Sociedad pierde el derbi con Héctor Moreno

Eibar resucitó y logró sumar una vital victoria en el derbi vasco al ser un equipo intenso dentro de los últimos minutos del partido

Por EFE

Al tercer partido, el Eibar resucitó y logró sumar una vital victoria en el derbi vasco ante la Real en un partido que pudo haber caído hacia cualquiera de ambos bandos, pero en el que el Eibar volvió a ser el equipo intenso y reconocible de las últimas temporadas, ante una Real que tuvo menos acierto que los armeros de cara a puerta.

El partido comenzó trepidante, con ambos equipos buscando y llegando al área contraria antes incluso de llegar a los cinco minutos de juego.

El Eibar parecía haber recuperado esa intensidad que tanto se había echado de menos hasta el momento, y presionaba con uñas y dientes la salida de balón de los donostiarras.

👇🏻 También te puede interesar 👇🏻

VIDEO: Unai Emery contesta teléfono de reportero en plena conferencia

La Real no se dejaba ver en la zona de ataque, mientras que los locales agradecían sobremanera la vuelta de Orellana, muy activo en el primer cuarto de encuentro.

Pero un nuevo error defensivo condenó al Eibar a un penalti ante el que nada pudo hacer Dmitrovic, y William José aprovechó el regalo armero para adelantar a los suyos en el marcador al cuarto de hora del partido.

El ariete donostiarra se lesionó en el lanzamiento de la pena máxima, y tuvo que abandonar el terreno de juego demasiado pronto.

Una vez más, los de Mendilibar se veían en la necesidad de remontar por culpa de un error propio, y los fantasmas volvieron a aparecer por Ipurua.

Pero no duraron demasiado los espectros, ya que poco después Marc Cardona se estrenaba como armero con gol tras una buena jugada por banda izquierda e igualaba la contienda en un Ipurua feliz.

👇🏻 También te puede interesar 👇🏻

Javier Aquino estará fuera tres semanas por lesión

El Eibar volvía a recuperar la moral en los últimos 15 minutos de la primera parte, y asediaba la portería de Rulli con centros, faltas y saques de banda.

Lo peor para el Eibar fue la lesión de Orellana, que llegaba cogido con pinzas, y tuvo que ser sustituido por Jordán antes del descanso

El segundo acto arrancó con la intensidad que requería la ocasión, y fue el Eibar el primero que se acercó al área rival con un buen centro del recién incorporado Cote que nadie pudo rematar.

La Real volvió a tratar de golpear con un remate de Juanmi en el área pequeña que salvó Dmitrovic en una intervención magistral.

El partido entró en unos minutos algo trabados en cuanto a juego, que no en intensidad, aunque la sensación era la de que cualquier llegada podía acabar en gol en cualquier área.

Los locales asumieron el peso del encuentro en cuanto a posesión y a acercamientos al área, pero siempre sabiendo que la Real esperaba agazapada su oportunidad para terminar de matar el partido.

Pasaban los minutos y todos querían ganar, pero nadie quería perder el botín logrado hasta ese momento con tanto esfuerzo.

👇🏻 También te puede interesar 👇🏻

Herrera afirma que convocatoria del Tri la hizo la FMF y no Ferretti

Los últimos minutos estuvieron marcados por la lesión de Merquelanz, que tuvo que ser retirado en camilla entre lágrimas por una lesión de rodilla apenas un minuto después de debutar en Primera con la Real en Ipurua.

El Eibar supo sacar provecho a su insistencia con el gol de Charles en minuto 90, que cabeceó de forma magistral un centro desde la derecha de Jordán.

No hubo tiempo para más, y los locales se marcharon con un gran sabor de boca después de sumar sus primeros puntos en esta Liga

PUBLIMETRO TV

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo