Maquinaria pesada le quita los dientes a Tiburones

La Máquina de Pedro Caixinha se impuso en casa por 4-1 ante los Tiburones Rojos y mantiene su invicto en Liga

Por César Becerra

De nueva cuenta Cruz Azul se hizo respetar en el Estadio Azteca, tras 8 jornadas disputadas del Torneo Apertura 2018 es el único equipo que no conoce la derrota, y en esta ocasión dio cuenta del Veracruz al vencerlos 4-1.

Te puede interesar: ¡Malas noticias! Cortan a mexicanos de la NFL

Desde el inicio Cruz Azul demostró estar en mejores condiciones que su rival, de inmediato se apoderaron de la pelota y los intentos de gol no se hicieron esperar, en varias ocasiones metieron en problemas a la defensiva de los escualos, quienes solamente respondieron a cuentagotas con contragolpes, pero sin poner en verdadero riesgo la portería resguardada por Jesús Corona.

Fue hasta el minuto 32 que ‘La Máquina logró adelantarse en el marcador con un soberbio golazo de Roberto Alvarado, quien tras un potente tiro con pie izquierdo venció al portero peruano, Pedro Gallese, la jugada del gol tuvo su dosis de polémica, pues el balón abandonó la cancha en la jugada donde se originó el gol, por la banda derecha.

En el complemento los Tiburones salieron a presionar y de inmediato obtuvieron resultados; la defensa cementera falló en la salida y en el intento de corregir la jugada, Jesús Corona cometió discutida falta dentro del área sobre Cristian Menéndez, lo cual fue marcado por el silbante Roberto García como penalti, y Bryan Carrasco aprovechó para emparajear momentáneamente el juego.

Los pupilos de Pedro Caixinha hicieron valer su localía, pues nunca perdieron la brújula del partido, lanzándose al ataque y tan sólo cinco minutos después se pusieron nuevamente arriba en el marcador con otro golazo, esta vez el responsable fue Elías Hernández, con un balazo desde fuera del área, aunque también con la complicidad del arquero Pedro Gallese.

Ya con el ánimo por los cielos, los cementeros se animaron a ir por más goles y no defraudaron. Roberto Alvarado puso un balón al área para que Milton Caraglio únicamente le diera dirección con la cabeza y de esa manera poner el 3-1, pero aún habría tiempo para más, porque cerca del final Rodrigo Noya metió el balón en su propio arco para darle el 4-1 a Cruz Azul, que llegó a 20 puntos en la cima del torneo y cerca de la calificación, en tanto que Veracruz se quedó con siete unidades.

TE RECOMENDAMOS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo