Experto detalla las condiciones de la cancha del Estadio Azteca

"Ni en mis peores pesadillas, habría imaginado algo así", Raúl Barrios, ex director de Operaciones del inmueble

Por Notimex

La falta de conocimiento de las condiciones de la cancha del Estadio Azteca, por parte de los encargados de la instalación del pasto híbrido, fue lo que causó el deterioro de la cancha, aseguró el ex director de Operaciones del inmueble, Raúl Barrios.

Luego del anuncio, por parte de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL), de la cancelación del juego de la temporada regular 2018 entre Carneros de Los Ángeles y Jefes de Kansas City, Barrios dijo que "ni en mis peores pesadillas", habría imaginado algo así.

👇🏻 También te puede interesar 👇🏻

OFICIAL: NFL cancela juego en el Estadio Azteca

En declaraciones a la cadena ESPN, el también asesor técnico, certificado por la FIFA, negó que el nuevo tipo de césped plantado en el terreno de juego haya sido la razón para el mal estado de la cancha y, en cambio, aseveró que fue "el cómo fue ejecutado ese trabajo, no fue realizado de manera adecuada".

"Las personas que vinieron a trabajar de Costa Rica a esta cancha no tenían el más mínimo conocimiento o experiencia en cómo se comporta el subsuelo del estadio", aseveró.

Explicó que el suelo de la cancha tiene 52 años de vida, ya que nunca se ha cambiado, contrario a la norma internacional, que establece que "cada 10 años, como mínimo, debes cambiar todo tu sustrato".

Según Barrios, esta falta del mantenimiento adecuado provocó una "acumulación de subsuelo compactado", que ha resentido tanto el paso del tiempo como la gran cantidad de eventos que se han realizado a lo largo de los años.

Y reiteró que "el trabajar en algo que tú no conoces, en algo que no tienes la experiencia para trabajar encima de él, provocó que esta capa se volviera una capa total y absolutamente impermeable", que impide el adecuado drenaje de la grama.

"El agua, por lo que hemos visto en diferentes medios de comunicación y en redes sociales y el mismo comportamiento de la cancha en el tiempo de lluvias, te da la certidumbre de que esa capa ya no te deja drenar absolutamente nada", explicó el especialista.

Esto, indicó Barrios, "trae como consecuencia que el pasto, arriba, al no tener suficiente oxigenación, al no tener un buen drenado, empieza a sufrir asfixia de raíz, esto es que las raíces no tienen forma de crecer de manera adecuada".

👇🏻 También te puede interesar 👇🏻

Los mejores memes de la cancelación del Rams vs Chiefs en el estadio Azteca

Esto último, indicó, fue la causa principal de los efectos que se han visto en la cancha del coloso de Santa Úrsula, que van desde el decaimiento, la falta de color y los parches de tierra descubierta, todo lo cual provoca una falta de agarre que hace insegura la práctica, en este caso, del futbol americano.

"El futbol americano está basado, precisamente, en tener ese agarre al césped y si no tienes ese suficiente agarre corres el riesgo de que el otro jugador que está enfrente de ti, en la línea de golpeo, sí lo tenga y salgas volando y lesionado, porque no tienes de dónde agarrarte", aseveró.

Y aseguró que ese era uno de sus temores, que cuando los especialistas de la NFL hicieran las pruebas de "arrancamiento" necesarias previo al juego, con instrumentos especializados que ellos traen, "pues decidieran lo que finalmente decidieron: que no se juegue aquí".

PUBLIMETRO TV

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo