Iván García exige a las autoridades cuentas claras

El clavadista denunció que el Code Jalisco le debe no solo su beca de alto rendimiento, sino también un premio por Juegos Olímpicos

Por César Huerta

Es un medallista olímpico, acostumbrado a poner en alto el nombre de México permanentemente. Sin embargo, Iván García entrena en condiciones deplorables en el Code Jalisco. Además, se topó recientemente con un nuevo problema: la falta de pagos. El organismo que maneja el deporte estatal no le ha pagado su beca de alto rendimiento. Y recientemente descubrió que también debían haberle entregado un premio que nunca llegó.

Ahora, el “Pollo” García exige cuentas claras. Frente a los medios de comunicación que convocó para ver las condiciones en las que trabaja no solo él, sino también otros medallistas olímpicos como Paola Espinoza, Alejandra Orozco y Germán Sánchez, no dudó en revelar los problemas que vive actualmente con el Code Jalisco.

👇🏻 También te puede interesar 👇🏻

Luis Enrique Santander pitará el Clásico Capitalino

“Fui a aclarar, pedí una hoja de trasparencia de mis pagos porque me enteré de problemas hace un par de semanas con otros atletas, que se habían confundido con las becas o algo así. Ahí me enteré que dieron bonos por Juegos Olímpicos, por cantidades fuertes que yo nunca recibí”, explicó el medallista de plata en Londres 2012.

“Estuve en las mismas competencias que esas personas y son cosas que apenas me voy dando cuenta. Quisiera que me aclararan todos los pagos que yo creo que ellos tienen y a los que yo tengo derecho. Lo quiero hacer para así ya no estar en equivocaciones”, sentenció García. El bono que nunca apareció fue por su participación en los pasados Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Ese es tan solo uno de los problemas. Además, García tiene que lidiar todos los días con el lamentable estado en que se encuentran las instalaciones del Code Jalisco. La alberca es ahora de color verde, por falta de químicos para su mantenimiento. Simplemente es imposible entrenar ahí. “Y eso que aquí se ve un poco más clarito, no sé si alcanzan a ver los animalitos”, afirmó García durante un recorrido con la prensa.

De la bodega desapareció un jacuzzi pagado por los propios clavadistas, para utilizarlo en sus terapias posteriores a los entrenamientos. En los baños las condiciones son igual de lamentables. De tres regaderas, solo queda una y lo peor: ni siquiera sale líquido alguno de ella. Todo luce deplorable en el lugar donde se entrenan medallistas olímpicos.

👇🏻 También te puede interesar 👇🏻

Cristiano y Messi presenciarán la final de la Libertadores

“Así han estado, nunca han servido. No hay agua, nada de servicio, hay animales que entran, plagas de insectos, los baños no sirven. Como que se enteraron de que vendrían (medios de comunicación) y limpiaron, pero normalmente están peor. Tiene meses así, estas son las condiciones. No hay ni agua. En las escaleras rumbo a la plataforma no hay un tapete, nosotros subimos corriendo, descalzos, mojados, obviamente uno se resbala y es peligroso”, afirmó el “Pollo”.

En el gimasio, lo mismo. La fosa de esponjas, donde se practican los clavados antes de ejecutarlos en la plataforma, es incluso peligrosa, porque en una orilla ya no hay colchó, sólo se ve el cemento. “Literal: te puedes matar ahí. Acabamos de cambiar las esponjas, las de abajo las pusimos arriba para que se vea un poco más bonito y aguante, porque las de abajo están húmedas, rotas y mugrosas. No hay un control de calidad. Estaba una gotera muy grande, nunca la pudieron arreglar y nosotros hacíamos lo que podíamos para cuidar las instalaciones. Todo el gimnasio tiene goteras”, concluyó Iván García.

PUBLIMETRO TV

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo