Multimedallista y campeona mundial se retira por un irremediable dolor

Su éxito y simpatía convirtieron a la estadounidense en una de las mimadas de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, con apenas 17 años

Por AP

La pentacampeona olímpica Missy Franklin se retira de la natación a los 23 años debido una crónica dolencia en el hombro que le ha afectado durante los últimos dos años y medio.

Julio Urías regala pelota de beisbol a AMLO

Franklin anunció su decisión el miércoles en una carta publicada en ESPN.com . La portavoz de Franklin dijo que la nadadora se encuentra con su familia en Colorado para las fiestas de fin de año y no dará más declaraciones por el momento.

Su éxito y simpatía convirtieron a la estadounidense en una de las mimadas de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Con apenas 17 años, se convirtió en la primera mujer en ganar cuatro medallas de oro en una sola justa olímpica en cualquier deporte.

"Me tomó mucho tiempo poder decir las palabras, 'Me retiro"", escribió Franklin. “Muchísimo tiempo. Pero estoy lista. Estoy lista para no tener que sufrir con el dolor todos los días. Estoy lista para ser esposa, madre algún día. Estoy lista para seguir creciendo cada día y ser la mejor persona y ejemplo que se puede ser. Estoy lista para el resto de mi vida”.

Franklin está comprometida en matrimonio con Hayes Johnson, ex nadador.

La estadounidense ganó seis preseas dorados en el Mundial de 2013 en Barcelona, su última gran actuación. En vez de dar el salto al profesionalismo, Franklin optó por matricularse en la Universidad de California en Berkeley, y competir con el equipo de natación del centro académico. Ganaron el título universitario en 2015, pero empezó a sufrir con una rebelde molestia en la espalda.

Franklin se fue sin poder ganar un solo oro en el Campeonato Pan Pacific de 2014 y en el Mundial de 2015. Se convirtió en profesional poco antes de los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro y volvió a entrenarse bajo la tutela de Todd Schmitz, con quien empezó en el deporte.

Cuatro meses ante de Río, Franklin se dio de baja de una justa por dolores en el hombro, y posteriormente reveló que padecía de depresión, ansiedad e insomnio.

En Río, Franklin no pudo clasificarse en ninguna de las dos pruebas individuales en la que estaba inscrito. Su única medalla, de oro, fue al nadar en las eliminatorias del relevo 4×200 libre. No estuvo entre las cuatro estadounidenses que se subieron a lo más alto del podio tras la victoria en la final.

“Recordándolo, sobrevivir esos ocho días en Río fue el mayor logro de mi carrera”, escribió Franklin en su carta de retiro.

La última competencia de Franklin fue en los 200 libre del campeonato nacional en julio. Acabó tercera en la final C.

Es la actual dueña del récord mundial de los 200 m pechos y acumuló 27 medallas en competiciones internacionales.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo