Chivas, un campeón desmantelado

Del 11 inicial que levantó el título frente a Tigres, el 28 de mayo de 2017, sólo tres jugadores quedan en el Rebaño Sagrado

Por César Huerta

Chivas atraviesa una severa crisis que pondrá al equipo, a partir del próximo año futbolístico, muy cerca del descenso. Un club que hace menos de dos años gozaba las mieles del éxito, hoy está al borde del abismo. Millones de aficionados buscan explicaciones. Quieren culpables de lo qué pasa en el Rebaño Sagrado. Y una de las más claras respuestas se puede encontrar en el desmantelamiento que ha sufrido el plantel.

También puedes leer

Pedro Infante y su extraordinaria disciplina en el deporte

De forma gradual, los hombres que llevaron al éxito a Chivas han ido saliendo del equipo. De entrada, se fue Matías Almeyda, el técnico que construyó el proyecto más exitoso en la historia del club, después del Campeonísimo. Pero también una gran cantidad de futbolistas. De los titulares que vencieron a Tigres el 28 de mayo de 2017 sólo quedan tres en el actual plantel: Alan Pulido, Jair Pereira y Jesús “Chapo” Sánchez.

Las razones por las que salieron tantos jugadores son diversas. Algunos por la necesidad económica de Jorge Vergara. Otros por problemas con José Luis Higuera y la directiva que encabeza. Lo cierto es que un proyecto que demostró ser exitoso al conquistar cinco títulos en menos de tres años, hoy es simplemente historia. Sus protagonistas ya no están más.

Problemas económicos

Tras la conquista del título, los problemas económicos de Jorge Vergara se volvieron más graves. El divorcio de Angélica Fuentes le resultó demasiado costoso, pues era socia en todos sus negocios, incluyendo Chivas. Para no perder sus empresas, tuvo que indemnizar fuertemente. Entonces, echó mano de los recursos que tenía.

Uno de los casos más sonados fue el de Rodolfo Pizarro. Monterrey pagó 17 millones de dólares por él. A pesar de ser uno de los hombres más queridos por la afición rojiblanca, la institución lo vendió pues esos recursos se necesitaban con urgencia. El dinero se inyectó directo al problema de Jorge Vergara. En el club no hubo grandes contrataciones.

Pero no fue el único, la familia Vergara quedó debilitada y por eso la venta de futbolistas se volvió un recursos necesario. José Juan Vázquez se fue por el mismo motivo. Los recursos aportados por Santos Laguna sirvieron para hacer algunas contrataciones. Con la presencia de refuerzos, el equipo pretendía calmar la furia de la afición.

Mismo caso el de Orbelín Pineda, vendido por 12 millones de dólares al Cruz Azul. Con ese dinero, Chivas pudo contratar a refuerzos como Alexis Vega y Jesús Molina. De no ser por esa operación, el equipo no tenía recursos para traer jugadores de fuera. El Rebaño Sagrado genera ganancias, pero gran parte de ese dinero todavía se usa para sanar las finanzas de las empresas de Vergara.

También te puede interesar

André-Pierre Gignac lamenta incendio de catedral de Notre Dame

Pleitos directivos

Además de la debilitada economía, también favoreció el desmantelamiento del plantel campeón la presencia de José Luis Higuera. La directiva que encabeza actualmente tuvo problemas que provocaron la salida de figuras importantes para Chivas. La más importante: Matías Almeyda. El pleito personal entre el dirigente y el entrenador derivó en la salida del “Pelado”.

Previamente, hubo una gran error de manejo en el caso de Oswaldo Alanís, quien no fue renovado a tiempo. Cuando la directiva se dio cuenta, el jugador ya no tenía intención de firmar. Quería irse gratis a Europa. Al final lo logró, pero antes generó un problema que puso al plantel en contra de la institución, por el trato que se le dio.

La directiva tampoco supo manejar el retraso en los pagos prometidos por la obtención del doblete en el Clausura 2019. Los jugadores protestaron con camisas que exhibieron el problema públicamente. Rodolfo Cota y Edwin Hernández fueron señalados por la gente que maneja al club, al igual que Rodolfo Pizarro. Hoy están fuera todos ellos.

Finalmente, otros dos elementos salieron por causas distintas. Con Néstor Calderón no se hizo efectiva la opción de compra. Y el veterano capitán Carlos Salcido se fue por problemas con el técnico José Saturnino Cardozo. Así, el técnico y ocho jugadores que conquistaron el último título ya no están en el club. Aquel Chivas campeón se desmanteló en menos de dos años.

PUBLIMETRO TV

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo