Harden estará en tercer juego ante Warriors a pesar de lesión en ojos

El jugador de lo Rockets aún se recupera del golpe que le dio Draymond Green

Por AP

James Harden hizo una mueca debido a las brillantes luces que iluminaban el jueves el tabloncillo del Toyota Center, debido a que sus ojos continúan sumamente irritados.

Está claro que la superestrella de Houston aún lidia con lesiones en ambos ojos después de sufrir un golpe de Draymond Green en el segundo partido de la serie ante Golden State. Harden insistió en que el problema no lo ausentará del tercer duelo de la serie el sábado, mientras los Rockets intentan remontar un déficit de 0-2 ante los campeones defensores.

Canelo se auto ‘trolea' por su carísima pijama de panda

“Apenas podía ver en el último partido y de todas maneras jugué, ¿qué les hace pensar que me voy a perder el tercer juego?”, preguntó Harden.

Harden se lesionó a mediados del primer cuarto del encuentro del martes después de recibir un golpe de Green en la lucha por un rebote. De inmediato cayó al piso y permaneció ahí unos instantes antes de recibir atención del personal médico de Houston, que lo llevó al vestuario. Volvió con cerca de siete minutos restantes en el segundo periodo y anotó 29 unidades a pesar de señalar que su visión estaba sumamente borrosa y que no podía ver “nada”.

“Cuando salió no tenía puntos y regresó sin tener siquiera un ojo sano, uno de los ojos estaba prácticamente cerrado y el otro veía borroso y terminó con 29 puntos”, comentó D’Antoni. “No hay muchos que habrían jugado. Así que pase lo que pase, eso fue especial”.

Harden practicó el jueves con el equipo mientras los Rockets se preparan a recibir a Golden State en los próximos dos duelos.

Aunque ambos ojos están lesionados, el izquierdo sufrió de mucho mayor daño y todo el lado izquierdo del globo ocular continúa rojo. El ojo derecho también está irritado, pero es una sección mucho menor.

'Hay árbitros buenos y malos; este es malo', dice Maradona tras final

“Sigue molestándome”, comentó. “Sigue siendo complicado, en especial con las luces brillantes, pero los puedo ver un poco mejor, y eso es lo único que importa”.

"Estábamos peleando por un rebote. Cometí un error y le pegué en el ojo", dijo Green. "No se trata de lastimar a alguien en la cancha. La gente lo olvida a menudo, cuando un tipo se lesiona, uno vive con eso todos los días, cada segundo del día. No se trata de solo este partido… Al final del día las lesiones van más allá del básquetbol".

PUBLIMETRO TV

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo