¡Alimentación y entrenamiento! La mejor dupla

El 60% de la población mundial es sedentaria, y lamentablemente los motivos siempre son los mismos: Rutina diaria, exceso de carga laboral, elevado tiempo de ocio

Por Maite Jiménez

Hola queridos míos, ¿Cómo están? Espero que este mes que está comenzando vaya de lo mejor, y que día a día vayan logrando los objetivos planteados para este mes.

Hoy les quiero hablar de algo súper interesante a la hora de hacer algo por nosotros mismos. Las cifras hablan por si solas, y es sabido que por lo menos el 60% de la población mundial es sedentaria, y lamentablemente los motivos siempre son los mismos: Rutina diaria, exceso de carga laboral, elevado tiempo de ocio, entre otras.

Muchas veces somos súper consciente de esto, es más, incluso podemos tener pensamientos de querer revertir dicha situación a modo personal, de querer activarnos, movernos, alimentarnos de una manera saludable y llevadera con el tiempo, sin embargo, ¿Por dónde comenzar? Esa es la gran interrogante que mantiene a muchos entre la incertidumbre de querer hacer algo por ellos.

¿Por qué la alimentación con el ejercicio son la mejor dupla? O ¿Por qué es lo que siempre se tiene que realizar para poder bajar de peso?

Muy sencillo, te daré un ejemplo claro.

Compararemos tu cuerpo con un auto. Para que el auto funcione, necesita petróleo como también, para que nuestro cuerpo funcione, necesita energía que obtiene a través de nuestros alimentos.

Ahora que manejas esta información, le darías a tu cuerpo “petróleo” económico, del primero que encuentres, o del que tu sabes que no es bueno…claramente no, entonces, ¿Por qué lo realizamos? Si somos consciente de cuidar nuestro vehículo, que muchas veces nos alivia el día a día, ¿Por qué no cuidamos de nuestro propio cuerpo?

Lo mismo ocurre con el entrenamiento, nuestro cuerpo se activa, nuestros órganos se mantienen en buen estado…en funcionamiento en relación a nuestra demanda, nos sentimos más energéticos, y sin querer, somos muchos más hábiles en las tareas de nuestro día a día.

Por esto mismo, es que, cuando te alimentas de forma saludable, y además incorporas el ejercicio: VIVES MEJOR, vives consciente.

Con esto me gustaría compartir contigo, algunos datos básicos que si o si debiésemos manejar: Ningún alimento es malo, los excesos SÍ LO SON.

Con esto me refiero a que muchas personas a la hora de querer hacer algún tipo de dieta, prohíben de forma inmediata ciertos alimentos, y la idea no es esa, la idea es aprender a alimentarnos de forma saludable, para que a la larga se convierta en un hábito, un estilo de vida y no una dieta de poco tiempo de duración.

Ahora, me gustaría compartir contigo una idea de cómo alimentarnos a la hora de almorzar que, para muchos, es la comida principal del día (debes considerar una nutricionista para que te asesore en los requerimientos específicos que necesitas día a día).

Por ejemplo, tienes un almuerzo de celebración o simplemente un almuerzo de trabajo y no sabes qué pedir, asegúrate de algo.

  • Carbohidratos
  • Proteínas
  • Vegetales

Esas tres categorías son importantes: Los carbohidratos te entregan la energía para que tu cuerpo funcione si o si, si los dejas, inmediatamente notarás la fatiga en tus quehaceres.

Las proteínas tienen muchísimas funciones, entre ellas, nos facilitan las reacciones químicas del cuerpo, transportan nutrientes, vitaminas o minerales y también tienen una función reguladora, entre otras cosas.

Y los vegetales son una fuente importante de nutrientes para nuestra salud.

Quizás todo esto con un vaso de agua sería MARAVILLOSO, créeme que tu cuerpo lo agradecería.

Así que ya lo sabes, la información está ahí.

Solo toma la decisión de hacer algo por ti y tu bienestar.

Un abrazo gigante, linda semana.

Maite Jiménez Ramírez.

Profesora de Educación Física

Instructora Kundalini Yoga

@maitejimenezr

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo