Deportes

Afganos practican snowboard para escapar "un rato" de la guerra

Estados Unidos y el Talibán están negociando una reducción de las hostilidades o un alto el fuego para permitir la firma de un acuerdo de paz

Por AP

La capital afgana puede parecer un destino poco probable para los deportes de invierno, pero un grupo de jóvenes quiere cambiar la percepción de su nación cansada de la guerra.

Ahmad Romal Hayat, fundador de la Federación Afgana de Snowboarding, le enseña a algunos adolescentes como dominar sus tablas de snowboard en las laderas de la colina de Kohe Koregh en las afueras de Kabul.

"El snowboard es la nueva cara del Afganistán y lo establecimos para mostrar esta nueva cara al mundo, para que puedan ver que un país donde hay combates y problemas étnicos no sólo se trata de la guerra, sino que también hay deportes y los jóvenes, niños y niñas, los practican".

Kabul se encuentra en un valle en las montañas del Hindu Kush a unos mil 800 metros de altura.

Atentado terrorista en mitin del presidente de Afganistán deja 24 muertos

Unas horas después, se registró otra explosión cerca de la embajada de Estados Unidos en Kabul, Afganistán, también atribuido al Talibán

En esta laderas, los muyahidín afganos, o guerreros sagrados, combatieron durante la guerra civil afgana de los años 90.

Ahora, los niños risueños se deslizan en trineo sobre bolsas de plástico, mientras los miembros del equipo de Hayat mejoran sus habilidades sobre sus tablas en unos 60 centímetros de nieve.

Tienen que compartir las tablas de snowboard, y como no hay instalaciones de elevación, deben volver a subir a pie después de cada carrera.

Violencia y frío en Siria provoca muertes y desplazamientos de familias

Las mujeres y niños desplazados sufren las bajas temperaturas sin un techo y sin ropa de abrigo, mientras que los que consiguen una tienda de campaña, un colchón y un calefactor se arriesgan a morir asfixiados o calcinados

Mientras continúan los combates, Estados Unidos y el Talibán están negociando una reducción de las hostilidades o un alto el fuego para permitir la firma de un acuerdo de paz.

El futuro del país después de la guerra y el papel de los talibanes que tienen influencia en alrededor de la mitad del país, sigue sin estar claro.

Karim Faizi, un joven que se enamoró del snowboard en Alemania donde busco asilo, después regresó a Afganistán, y ahora sueña con algún día representar a Afganistán en los Juegos Olímpicos de Invierno, pero de momento está preocupado por el futuro.

Gimnasios de lujo en Afganistán desafían a los talibanes

El gimnasio fue inaugurado este año como símbolo del nuevo Afganistán

"Si los talibanes regresan es imposible hacer snowboard, porque los talibanes no son gente de deportes. No quieren la paz ni los deportes".

Algunos deportes, como el fútbol y la lucha libre, fueron permitidos durante el duro régimen religioso de los talibanes de 1996 a 2001.

De vuelta en las laderas de Kohe Koregh, algunos jóvenes afganos están entusiasmados con la idea de probar por primera vez el snowboard.

En este momento, los únicos lugares con suficiente seguridad para ofrecer actividades de deportes de invierno están en Kabul y en la provincia central de Bamiyan porque muchas montañas están controladas por el talibán.

 

TE RECOMENDAMOS:

Contaminación del aire es peor que la guerra en Afganistán

"La razón principal de la contaminación es que las personas son pobres y no pueden pagar materiales de alta calidad para calefacción"

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo