Destacado TV

Desplazados en montañas de Chiapas vuelven a casa a pesar de la violencia

En Chiapas, los municipios vecinos Chalchihuitán y Chenalhó, habitados por tzotziles llevan 40 años enfrentados por la propiedad de hectáreas fértiles

Por EFE

Tras casi tres meses sufriendo hambre, frío y enfermedades, algunos de los cerca de 5 mil indígenas desplazados por la violencia en las montañas del suroriental estado mexicano de Chiapas comenzaron a regresar a sus casas pese a que la inseguridad no ha sido mitigada.

Dicha violencia deriva del conflicto agrario entre los dos municipios vecinos de Chalchihuitán y Chenalhó, ambos habitados por comunidades tzotziles, enfrentados desde hace 40 años por la propiedad de 363 hectáreas de tierras fértiles.

La disputa llegó hasta tal límite que grupos paramilitares de Chenalhó comenzaron a disparar contra habitantes de Chalchihuitán, por lo que 5,023 personas huyeron a las montañas en pleno mes de octubre.

Aunque la zona no ha sido pacificada, el Gobierno municipal de Chalchihuitán emitió ayer un acuerdo para que sus desplazados regresen a sus hogares como consecuencia del fallo de un tribunal federal que el pasado 13 de diciembre dio la razón a Chenalhó en la disputa mantenida entre ambos municipios.

El conflicto entre ambos municipios viene de lejos, cuando en 1981 Chalchihuitán obtuvo el reconocimiento como beneficiario de 252 hectáreas de terreno agrícola que pertenecían a Chenalhó, error que el tribunal pide ahora resarcir.

Para compensar a los desplazados que residían en los terrenos que serán devueltos a Chenalhó, los gobiernos estatal y federal les han ofrecido 300 casas y 15 millones de pesos. Pero lo que realmente les preocupa a muchos es la inseguridad.

Loading...
Revisa el siguiente artículo