Destacado TV

Primer triple trasplante de Latinoamérica se concreta con éxito en Argentina

A sus 19 años, Matías Proverbio fue quien recibió el transplante

Por EFE

Argentina concretó con éxito el primer triple trasplante de Latinoamérica en un joven paciente que, tras recibir dos pulmones y un hígado, tendrá ahora una nueva vida, destacaron hoy a Efe los líderes de los equipos médicos que lograron este hito.

"Se ha realizado el primer trasplante en Argentina y en Latinoamérica bipulmonar y hepático combinado en un paciente, quien ha sido dado de alta la semana pasada, de forma exitosa", señaló Gabriel Gondolesi, jefe de Trasplante de Hígado, Páncreas e Intestino de la Fundación Favaloro, centro médico de Buenos Aires donde se realizó la cirugía el pasado 12 de diciembre.

Matías Proverbio fue quien recibió el transplante, un joven de 19 años que, a los 16, le habían diagnosticado fibrosis quística, una enfermedad que afectó severamente sus pulmones e hígado. "Matías tenía muy comprometida su calidad de vida, principalmente en la función respiratoria.

Tenía un daño pulmonar severo. Se veía obligado a recibir oxígeno permanentemente", señaló Alejandro Bertolotti, jefe de Trasplante Cardíaco y Pulmonar de la Fundación Favaloro.

El joven era, según Bertolotti, "un caso más de los pacientes que sufren la espera de un trasplante pulmonar, donde la falta de aire, la asfixia, es un síntoma agotador para ellos". Según describió, este tipo de pacientes está "permanentemente pensado en respirar, siendo conscientes de la respiración las 24 horas, tiene terror de dormir y todo esto desaparece cuando llega la oportunidad del trasplante".

Ahora, tras atravesar exitosamente todo el proceso y recibir el alta la semana pasada, llega para Matías el tiempo de una "vida normal", celebran ambos médicos. Hubo de por medio seis largos meses a la espera de un donante cadavérico adecuado, con órganos compatibles en tamaño y grupo sanguíneo. Finalmente apareció y entonces se puso en marcha el "engranaje" de un operativo que requirió el despliegue de varios profesionales.

Dos equipos, uno de ablación toráxica y otro de ablación abdominal, fueron a buscar los órganos, mientras que en forma simultánea otros dos equipos comenzaron en el quirófano a preparar la cirugía. La primera parte del procedimiento fue el implante de ambos pulmones y, una vez que el paciente empezó a oxigenar de forma adecuada, se le implantó el hígado y, cuando este órgano comenzó a funcionar, se dio por concluida la operación, que duró unas doce horas.

La Fundación Favaloro tenía ya experiencia en trasplantes combinados de corazón e hígado y ahora se anota este hito para la medicina argentina.

Loading...
Revisa el siguiente artículo