Noticias

Incoherencias y desdén, obstáculos para madre que busca policía desaparecido desde 2011

Remarca que lo único que tiene claro es que hay cosas "muy raras, muy misteriosas" alrededor del caso

Por EFE

El policía federal Juan Hernández desapareció el 20 de febrero de 2011 en el norte de México. Desde entonces, su madre, Patricia Manzanares, lucha por encontrarlo, rechazando versiones oficiales que considera ilógicas y enfrentando el desdén de las autoridades.

El joven, que entonces tenía 22 años, desapareció junto con un compañero cuando estaba comisionado en el municipio San Nicolás de los Garza, estado de Nuevo León. Se alojaba en un hotel, en el que compartía habitación con otros tres policías.

Lo primero que Patricia puso en duda fue cómo podía ser que su hijo hubiera desaparecido en un hotel en que había "muchos elementos" de seguridad, sin que ninguno se diera cuenta de qué había pasado.

El pasado mes, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos emitió una recomendación contra mandos de la Policía Federal por violaciones a los derechos humanos en la desaparición de siete agentes en Michoacán hace más de ocho años.

La Comisión acusó que hubo una demora de seis días para que comenzara la investigación, y "falta de interés" de la autoridad por saber el paradero de los policías, así como poca sensibilidad hacia los familiares.

No es habitual que casos como estos salgan a la luz pública. "En Policía Federal, la gente está muy callada. A la Policía Federal le tienen mucho miedo", asegura Patricia, quien no ha recibido amenazas en su búsqueda pero dice que, aun así, en este tiempo ha aprendido a "cuidarse".

Loading...
Revisa el siguiente artículo