Destacado TV

Ámbar chiapaneco, "burbujas de agua" apreciadas por su antigüedad y belleza

Además, en Chiapas es donde existe mayor variedad de colores, entre los que se encuentra el amarillo, rojo, coñac, verde y el negro.

Por EFE

El ámbar chiapaneco es una gema de gran valor, por el arduo trabajo que  se requiere para extraerlo, la antigüedad de su formación, la variedad  de sus colores y sobre todo la dedicación, lo artesanal y belleza con  que son realizadas las piezas de joyería y arte.Simojovel, municipio del estado mexicano de Chiapas, cuenta con un  yacimiento con edad geológica de 25 a 30 millones de años que resguarda  este ámbar, gema conocida por los lugareños como "apozonalli", que  significa "burbujas de agua".

El pueblo mágico de Simojovel se encuentra ubicado en el norte de Chiapas, con una extensión territorial  de 446,99 kilómetros cuadrados, y el 80 por ciento de su población de 44,297 habitantes habla la lengua tzotzil, zoque y tzeltal. Un 70 por ciento de la población de Simojovel se dedica a la minería  para extraer el ámbar chiapaneco, que proviene de la era Terciaria.

Los mineros tardan meses en localizar una buena pieza de ámbar; las jornadas de labor dentro de la mina inician desde muy temprano, de siete de la mañana hasta las cuatro de la tarde todos los días, porque muchos de ellos no son los dueños, sino que alquilan la mina por un mes.Esta resina fósil es considerada la de mayor dureza en el mundo, cualidad que le da un alto prestigio a nivel internacional como material para la talla y escultura.

Además, en Chiapas es donde existe mayor  variedad de colores, entre los que se encuentra el amarillo, rojo,  coñac, verde y el negro.

Loading...
Revisa el siguiente artículo