Destacado TV

Confección de banderas monumentales, arte y orgullo nacional

La titánica labor la realizan en las fábricas de vestuario y equipo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), desde hace muchos años

Por Jennifer Alcocer Miranda

La elaboración de banderas monumentales, como las que ondean en astas de centros militares, como Campo Marte o plazas civiles, como el Zócalo de la Ciudad de México tiene un proceso artesanal por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Bastan 15 días para que los rollos de nylon –materia prima para su elaboración– tomen forma y se conviertan en una de estas piezas artesanales que representan el orgullo del pueblo mexicano.

En el marco de Día de la Bandera, Publimetro visitó las Fabricas de vestuario y equipo de la Sedena y observó el proceso artesanal de confección de estas gigantescas banderas.

La primer parada es en la fábrica de teñidos, acabados y estampados; en donde se da tratamiento a la tela para quitarle las impurezas, teñirla de rojo y verde, así como darle el acabado para que resista lluvias, calor y frío extremo.

Fabrica de vestuario de la SEDENA. Los rollos deben pasar las pruebas de calidad. / Foto: Nicolás Corte.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El paso que genera más detalle es el pintado del escudo nacional que se requieren cuatro operarios que se encargan de calcar la silueta por ambos lados y de darle vida a la emblemática imagen del águila devorando una serpiente posada sobre un nopal.

Fábricas de vestuario de la SEDENA.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para ello, se utilizan 16 diferentes tipos de pinturas, de las cuales 11 son para hacer las bases, los cinco restantes son para darle el matizado, explica Rosalino González, jefe de la Fábrica de Confección de la Sedena.

Después del secado del escudo se unen los colores, se extiende por completo y se hace control de calidad ,entendiendo que un elemento tal característico no puede tener defectos o fallas.

Fábricas de vestuario de la SEDENA. La etapa de confección es de las últimas. / Foto: Nicolás Corte.

 

En este mismo taller se acondicionan la agarraderas adecuadas para el tamaño, pues estas banderas llegan a pesar 250 kilos secas y más de 500 mojadas, por lo que deben contar con buen soporte.

Fábricas de vestuario de la SEDENA. Se da el acabado y las agarraderas. / Foto: Nicolás Corte.

González explica que la Bandera nacional no se lava, por lo que el taller tiene una demanda anual de 75 de tamaño monumental y de mil 150 de otros tamaños, ya que es la Sedena quien debe surtir las banderas a instituciones y dependencias.

Se cuenta con un comité técnico que elabora diagnósticos de las banderas para determinar si aún están en condiciones de ondear o se deben de retirar. 

En caso de que su vida útil se haya concluido se debe incinerar y sus cenizas guardar con honores.

Bandera monumental. Bandera rasgada en la Glorieta de San Jerónimo. / Foto: Cuartoscuro.

La razón de que estas banderas gigantes se encuentran en diferentes puntos del país no es menor, de acuerdo con la casa encuestadora De las Heras Demotecnia, 78% de los mexicanos creen que la Bandera, el Himno, el Escudo Nacional y el Ejército Mexicano ayudan a estar más unidos como mexicanos en todo momento.

En tanto que 44% de los entrevistados precisaron que la bandera es el símbolo más representativo de todos, mientras que el 17% de los encuestados piensan que es el himno nacional y en menor medida, 15% consideró que el escudo nacional es el más representativo de nuestra nación.

Datos:

 

  • La Bandera monumental más grande del país se encuentra en Piedras Negras , Coahuila y tiene una dimensión de 60 metros de ancho por 34 y es para una asta de 120 metros.
  • La segunda se encuentra en Iguala, Guerrero, con una dimensión de 55 metros por 31 y asta de 110 metros.

También puedes leer:

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo