Destacado TV

Investigadores impulsan proyecto para salvar al ajolote, icono de México

La población del ajolotes de Xochimilco pasó de 6 mil ejemplares por kilómetro cuadrado en 1998 a solo 36 en 2014

Por EFE

Para salvar de la extinción al ajolote, anfibio icónico de México de gran importancia científica y cultural, expertos impulsan el "Refugio chinampa", proyecto que pretende restaurar la superficie agrícola de la zona lacustre de Xochimilco. 

El ajolote (Ambystoma mexicanum) es un anfibio caudado, perteneciente a la familia de las salamandras y tritones, de color pardo y con branquias externas que coronan la parte trasera de su cabeza, semejando plumas. Habita entre las chinampas de los lagos y canales de Xochimilco, su único hábitat natural remanente.

Pero desde la década de 1990 la reducción de agua de manantial que abastece a Xochimilco, la contaminación de los canales, los cambios urbanos en la zona y la introducción de peces para pesca comercial como la carpa, que come huevos del ajolote, y la tilapia, que se alimenta de ajolotes juveniles, mermaron la población de esta especie.

La población del ajolotes de Xochimilco pasó de 6 mil ejemplares por kilómetro cuadrado en 1998 a solo 36 en 2014, de acuerdo con el último censo realizado por el equipo de Luis Zambrano, investigador de la UNAM.

La relación de los aztecas con el ajolote era muy íntima: era alimento, se aprovechaban sus propiedades curativas y se reconocía su importancia en la naturaleza.

En la mitología náhuatl, el ajolote o "axolotl" es la advocación acuática de Xólotl, dios del ocaso y de los espíritus, hermano mellizo de Quetzalcóatl, la serpiente emplumada.

Xólotl no quería sacrificarse para permitir el nacimiento del Quinto Sol, que daría origen a la especie humana; por ello escapó y se escondió, primero transformándose en maíz y luego en maguey. Al ser descubierto se refugió en el agua, donde tomó la forma del ajolote.

"Si perdemos al ajolote perdemos un poco de ser mexicanos, no solo porque es una de las especies más importantes a nivel biológico en el país, sino que está ligado a nuestra cultura. Lo utilizamos como medicina tradicional y el pintor Diego Rivera lo plasma en sus murales", acotó Zambrano.

Loading...
Revisa el siguiente artículo