Destacado TV

El consumo de carnes exóticas puede ayudar a la conservación de especies

Este tipo de carnes exóticas pueden obtenerse en muchos lugares de México, entre ellos el Mercado de San Juan, en el centro de la capital del país.

Por EFE

El consumo de carnes como iguana, cocodrilo, león, venado o jabalí, procedente de criaderos autorizados, promueve la conservación de esas especies y ayuda a disminuir el impacto ambiental.

El biólogo Jerónimo Domínguez, presidente de la asociación civil Conservación, Manejo y Aprovechamiento Sustentable de Flora y Fauna Silvestre (Comaffas) y responsable técnico de algunos criaderos en el sureño estado mexicano de Chiapas, declaró que "el consumo de estos productos va a garantizar que estos criaderos puedan seguir creciendo y ayudando a conservar la especie".

Sin embargo, matizó que esto ocurre cuando esta peculiar carne procede de criaderos autorizados por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Estos criaderos legales albergan a las especies "para cuidar el genoma, reproducir a la especie y reintroducirla", algo para lo que necesitan el apoyo del consumidor ya que el Gobierno no les proporciona incentivos económicos para llevar a cabo esta labor.

Las carnes se mantienen congeladas hasta que el cliente las pide y acaban en su plato, ya sea en un corte o como hamburguesa.

La carne más cara es la de león, en 850 pesos (unos 50 dólares) el kilogramo, vendiéndose un corte de 100 gramos en 80 pesos (casi 5 dólares). La de cocodrilo se vende en 650 pesos (unos 30 dólares) por kilo, procediendo la carne de la cola del reptil.

Loading...
Revisa el siguiente artículo