Destacado TV

Marichuy tachó los comicios de "cochinero" y rechazó alianza

"El proceso electoral es un gran cochinero en el cual contiende quien pudo falsificar miles de firmas", señaló la representante indígena

Por EFE

La exaspirante presidencial indígena María de Jesús Patricio, conocida como Marichuy, tachó las elecciones del próximo 1 de julio en México de "cochinero" y rechazó aliarse o apoyar a cualquiera de los candidatos que contienden por la Presidencia.

El 19 de febrero, al terminar el plazo para presentar las firmas de apoyo necesarias para concurrir como candidata independiente, Marichuy había logrado 243.063 avales, lejos de los 866.593 requeridos por la autoridad electoral.

"El proceso electoral es un gran cochinero en el cual contiende quien pudo falsificar miles de firmas", señaló la representante indígena en rueda de prensa celebrada en Ciudad de México.

Hizo referencia a los candidatos presidenciales independientes, Margarita Zavala y Jaime Rodríguez, quienes concurrirán a los comicios pese a las irregularidades que la autoridad electoral detectó en sus avales.

Unas 380.000 firmas de Rodríguez y 219.000 de Zavala registraron inconsistencias, como falsificaciones, mientras que en el caso de la candidatura de Marichuy fueron 5.000, la mayoría casos de personas que firmaron dos veces.

Marichuy anunció que el Concejo Indígena de Gobierno (CIG), que impulsaba su candidatura, tomó la decisión de "no buscar ni aceptar ninguna alianza con ningún partido político o candidato, ni llamar a votar ni a la abstención".

"Seguiremos buscando a los de abajo para desmontar el pestilente poder de arriba. Voten o no voten, organícense", clamó.

El CIG reconoció que desde la candidatura del izquierdista Andrés Manuel López Obrador, líder en las encuestas hacia la Presidencia, ha habido intentos para que el movimiento indígena se sumara a sus filas.

Sin embargo, rechazaron la propuesta dado que consideran que la candidatura de López Obrador no defiende las posturas anticapitalistas que el CIG reivindica.

"Nuestra propuesta será la resistencia organizada y la rebeldía para sanar el país", sostuvo Marichuy, quien celebró que su intento de concurrir a los comicios presidenciales sirvió para "visibilizar la lucha de los pueblos originarios".

Criticó que los candidatos presidenciales "gastan dinero de oscura procedencia" y llegan a "acuerdos con cárteles de la droga", pero "nunca con el pueblo de México".

"Aparecer en la boleta electoral solo sirve para administrar el poder de arriba y es una competencia que solo se pude ganar con trampa, dinero y poder", lamentó.

Marichuy apareció en el acto con la mano vendada por un accidente de tránsito sufrido el 15 de febrero en el estado de Baja California mientras recorría el país en búsqueda de apoyos para contender.

"La mano está bien; fue lo único que me tocó. Lamentablemente, una compañera murió", recordó la portavoz, quien avanzó que volverá a retomar su recorrido por todo el país dando a conocer su proyecto.

Marichuy (Tuxpan, estado de Jalisco, 1963) es una médica tradicional de etnia nahua, implicada en política desde el levantamiento zapatista de 1994 en favor de los derechos indígenas, que fue elegida vocera (portavoz) del CIG en mayo de 2017 para ser la primera candidata indígena de México.

El próximo 1 de julio, 89 millones de mexicanos están llamados a las urnas para elegir al presidente del país, los congresistas, los senadores, ocho gobernadores, el jefe de Gobierno de Ciudad de México y miles de cargos locales.

Los cinco aspirantes a la Presidencia son López Obrador, el conservador Ricardo Anaya y el oficialista José Antonio Meade, además de los independientes Zavala y Rodríguez.

Loading...
Revisa el siguiente artículo