Destacado TV

La ONU pide acciones urgentes para evitar un "colapso" en Gaza y otra guerra

Según datos de la ONU, 76 palestinos -incluidos 11 niños- han muerto durante el último mes a manos de las fuerzas israelíes, principalmente durante las manifestaciones en la frontera de Gaza.

Por EFE

La ONU reclamó acciones urgentes para aliviar la situación en Gaza y evitar una nueva guerra, mientras las potencias del Consejo de Seguridad discuten posibles medidas tras la violencia de las últimas semanas.

"Necesitamos un enfoque unificado para cambiar la actual realidad sobre el terreno en Gaza", dijo al Consejo el enviado de Naciones Unidas para Oriente Medio, Nickolay Mladenov.

Para Mladenov, la reciente violencia en la frontera entre Gaza e Israel es un recordatorio de que la Franja está "al borde del colapso" y de que sus habitantes están cada vez más "desesperados" tras más de una década bajo el control de Hamás y de bloqueo israelí.

Según datos de la ONU, 76 palestinos -incluidos 11 niños- han muerto durante el último mes a manos de las fuerzas israelíes, principalmente durante las manifestaciones en la frontera de Gaza.

La respuesta israelí a esas protestas llevó a los países árabes a presentar ante el Consejo de Seguridad una propuesta de resolución para poner en marcha una fuerza internacional que proteja a los civiles palestinos.

Las negociaciones sobre el texto arrancaron el pasado lunes y, según fuentes diplomáticas, se espera que continúen durante días, pues no se espera que haya una votación esta semana.

Hoy los embajadores de los quince países del Consejo mantuvieron una larga reunión a puerta cerrada sobre el conflicto palestino-israelí y una mayoría prefirieron guardar silencio sobre la posible resolución.

A priori, la iniciativa impulsada por Kuwait en nombre de los países árabes cuenta con muy pocas posibilidades de salir adelante, dado que Estados Unidos dispone de derecho de veto en el Consejo de Seguridad y lo ha utilizado en el pasado para frenar medidas que consideraba que iban en contra de Israel.

El proyecto de resolución árabe entre otras cosas critica la respuesta israelí a las protestas en Gaza, que Washington ha defendido abiertamente en Naciones Unidas.

EEUU ha culpado exclusivamente al movimiento palestino Hamás de lo ocurrido y, en solitario, ha bloqueado los intentos de otros países para que el Consejo de Seguridad emitiese una declaración sobre los hechos.

Por ahora, la mayoría de los miembros del Consejo han preferido mantener una postura ambigua sobre la propuesta kuwaití, aunque algunos, como Bolivia, han dejado claro que la respaldan.

El embajador sueco, Olof Skoog, dijo hoy a los periodistas que los detalles del texto están en discusión y no quiso aclarar si su país respaldaría o no la iniciativa, una postura parecida a la que han mantenido otros, como el Reino Unido.

Mientras tanto, y con el proceso de paz bloqueado, Palestina ha decidido proseguir con su campaña para ampliar su presencia internacional, sumándose a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) y a dos organismos de Naciones Unidas: la Conferencia sobre Comercio y Desarrollo, con sede en Ginebra, y la Organización para el Desarrollo Industrial, con sede en Viena.

Las autoridades palestinas accedieron oficialmente a las dos el pasado 15 de mayo, según confirmó hoy Mladenov.

Al mismo tiempo, Palestina se ha adherido a la Convención sobre las Armas Químicas y pasará a ser oficialmente un Estado miembro de la OPAQ el próximo 16 de junio, según anunció hoy el organismo con sede en La Haya.

Palestina cuenta con el estatus de Estado observador en la ONU, lo que le permite solicitar su acceso a agencias y organismos internacionales vinculados a ésta.

Israel y Estados Unidos se han opuesto siempre a esos pasos y Washington ha amenazado con cortar su financiación a las agencias en las que entre Palestina, tal y como hizo con la Unesco, de la que finalmente optó por salir.

La adhesión a estos nuevos organismos llega después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, enfureciese a los palestinos y árabes con su decisión de reconocer Jerusalén como capital de Israel y trasladar allí la embajada de su país, pese al rechazo del grueso de la comunidad internacional.

Loading...
Revisa el siguiente artículo