Destacado TV

El color rojo sangre distingue a las pinturas rupestres de Baja California Sur

Las pinturas rupestres más antiguas del Continente Americano, tienen entre 7 mil 500 y 10 mil 500 años.

Por EFE

El rojo sangre es la coloración que distingue a las pinturas rupestres de "Gran Mural" ubicadas en un paraíso arqueológico de más de 300 cuevas en la Sierra de San Francisco en Baja California Sur.

Estas pinturas colocan a Baja California Sur, según especialistas, como el estado que preserva el mayor número de vestigios en México, desde grandes murales hasta talleres de herramientas para caza y pesca.

La cueva de San Borjita, que alberga pinturas rupestres, entre las más antiguas del estilo "Gran Mural", tiene "una particularidad muy importante: las pinturas relatan un poco de modernidad, un poco más de avance que las demás zonas, hay caras y manos con soles impresos", explicó a Baja Press el geólogo Fabricio Múgica.

Esos trazos indican que los habitantes de aquella época "eran más analíticos; además se tiene la teoría de que usaban hematita deshidratada pulverizada con agua salada, mezcla y proceso me dio exactamente el punto adecuado de la pigmentación color rojo sangre" que utilizaban, añadió Múgica.

Loading...
Revisa el siguiente artículo