Destacado TV

Niños migrantes de Centroamérica encaran futuro incierto en el sur de México

Los activistas en el sur de Chiapas han constatado el repunte de la migración infantil en 2018

Por EFE

Martín tuvo que huir de San Marcos, Guatemala, acompañado de su esposa y su dos hijas, "Paula" y "María". Las pandillas comenzaron a hostigarlo cuando montó un pequeño negocio de venta de teléfonos celulares y le exigían cuotas de extorsión para dejarlo trabajar.

Primero, 75 mil quetzales (10 mil dólares) que debía entregar en dos días, o de lo contrario cobrarían la demora con la vida de una de sus hijas con las que ahora viaja por México. Presa del temor, tuvo que escapar sin dinero ni comida y solo con la ilusión de recobrar el sentido de la vida en tierras extrañas.

El hombre de 36 años relata que le duele la situación que aqueja a su país, pero más que dolor hay incertidumbre sobre lo que pasará con sus pequeñas, de 7 y 11 años, con las que viaja sin tener hogar ni destino.

"Salir huyendo de mi país con mis hijas me hace sentir tranquilo, porque va mi familia conmigo, pero aquellos niños que vienen solos, que cruzan la frontera solos, a lo que se enfrentan no es una vida fácil; es muy difícil", afirmó a Efe.

Así como Martín y los suyos, cientos de familias y niños han salido de Centroamérica por la violencia que impera en países como Guatemala, Honduras y El Salvador. Algunos menores con más fortuna pudieron escapar acompañados de sus padres; otros lo hicieron solos o tomados de la mano de otras personas que también emprendieron el éxodo hacia México.

Loading...
Revisa el siguiente artículo