Destacado TV

Entre cancelaciones y mal tiempo, así se vivió el Force Fest 2018

Pese al lodo y la desorganización, miles de asistentes pudieron rockear junto a sus bandas favoritas

Por Daniela Rodríguez

El Force Fest se llevó a cabo entre cancelaciones y quejas por parte no sólo del público sino también de los músicos ya que cuatro bandas decidieron no presentarse horas antes de sus actuaciones supuestamente por el clima. Entre el enojo del público por las repentinas cancelaciones también se encontraba el de la mala organización.

Las quejas principalmente se debían a las enormes filas para poder comprar comida y encontrarse con que en algunos lugares sólo había pago en efectivo cuando en la entrada del festival se les invitaba a los asistentes a adquirir una pulsera o tarjeta que funcionaba como único método de pago. La desinformación por parte de la seguridad del evento salió a relucir, lo que generó confusión y enojo entre los asistentes.

Respecto a las cancelaciones atribuidas al mal clima, Summa Inferno publicó en su cuenta oficial de Facebook sin más detalles que Rob Zombie, Lamb of God, Testament y Exodus habían decidio reagendar su participación en el festival para así ofrecer un mejor show. No así para Danzing, ex miembro de la legendaria banda de punk, Misfits, quien decidió cancelar su participación minutos antes de salir al escenario por una supuesta pelea con la banda de Thrasmetal, Slayer. De acuerdo con una publicación por parte de Summa Inferno esto fue confirmado.

“La banda está en México y estaba lista para tocar en #ForceFest2018. Sin embargo, Slayer decidió de manera unilateral que no dejarían tocar a la banda porque ellos querían tocar primero, a pesar de que Danzig tenía un vuelo al que debía llegar.”

La molestia de quienes pagaron e hicieron gastos significativos de traslados al festival están pidiendo una explicación y reembolso a los organizadores e incluso han convocado, en pequeños grupos a través de Facebook, a presentar una queja frente a la Profeco ya que consideran un fraude total el evento.

El infierno parecía terminar cuando Slayer salió al escenario pero una tormenta se desató y desencadenó en un caos al finalizar el festival. El lodo y los charcos alentaron la salida a pie de las personas y los que llegaban al estacionamiento se encontraban con problemas para abandonar el lugar. Coches atascados, avance lento y nuevamente la desinformación por parte de la seguridad acerca de los lugares donde el Forcebus, servicio que prestaría el festival para regresar a cientos de personas a la Ciudad de México, saldría. La zona de camping corrió con la misma suerte y quienes adquirieron su boleto con ese servicio también se quejaron de la falta de servicios que se les había prometido.

Pese a los obstáculos, no todo fueron malas noticias ya que bandas mexicanas como Strike Master, The Warning, Kaizan, Thermo, Nadiescucha, División Minúscula, Kenny y los Eléctricos, Liran Roll, La Cuca y las bandas del escenario “Sound and Noise Stage”, ofrecieron shows que dejaron un buen sabor de boca en sus respectivos públicos.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo