Destacado TV

Activistas protestan en contra del matrimonio infantil en Malasia

En 2010 más de 82 mil mujeres casadas en Malasia eran niñas de entre 15 y 19 años frente a casi 15 mil niñas menores de 15 años en la misma situación.

Por EFE

Docenas de activistas por los derechos de los niños realizaron hoy una manifestación frente al Parlamento de Malasia en Kuala Lumpur para pedir el fin de los matrimonios infantiles.

Los manifestantes entregaron un memorando y una petición con más de 156 mil firmas al Gobierno para acabar con esta práctica.
Varios representantes gubernamentales, incluidos algunos viceministros, estuvieron presentes en la recogida de firmas a las fueras del Parlamento.

El problema del matrimonio infantil ganó relevancia en Malasia el pasado mes de julio, después de que un hombre de 41 años, procedente de la provincia de Kelantan, tomara a una niña de 11 años como su tercera esposa.

Este hecho provocó un gran revuelo entre miles de activistas y políticos de Malasia así como del extranjero, que exigieron prohibir esta práctica.

La campaña 'Girls not Brides' (Niñas no Esposas), respaldada por más de mil grupos en pro de los derechos de las niñas, indicó que el matrimonio infantil en Malasia "está impulsado en gran medida por la tradición y la cultura", que está "aceptado como una práctica tradicional en muchos sectores de la sociedad".

Un informe publicado por Naciones Unidas en 2010 mostró que más de 82 mil mujeres casadas en Malasia eran niñas de entre 15 y 19 años.

También, en ese mismo año, el Ministerio de la Mujer reveló que casi 15 mil niñas menores de 15 años estaban casadas.

El mes pasado, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Malasia (Suhakam), Razali Ismail, dijo que "el matrimonio infantil era una violación de los derechos humanos y no una solución a la pobreza", como muchas veces se justifica en el país.

"Suhakam está preocupado con la continuidad de está práctica. Los padres pueden vender a sus hijos legalmente de acuerdo con la ley en forma de matrimonios como una solución ante la pobreza, lo que convierte a los niños en productos básicos", indicó el organismo en una declaración.

El viceministro de Asuntos Religiosos y miembro del Parlamento, Fuziah Salleh, dijo en el mitin de hoy que estos matrimonios hacen más mal que bien, especialmente en lo que se refiere a la salud tanto física como psicológica de las niñas involucradas".

Loading...
Revisa el siguiente artículo