Destacado TV

Alfareros indígenas hallan éxito con el pez que da su apodo a López Obrador

Después de estar al borde la quiebra, la escuela de cerámica de la 'Madre Muriel' encontró el éxito pintando piezas con figuras del pejelagarto

Por EFE

El triunfo de Andrés Manuel López Obrador en las presidenciales de México dio un giro al destino de una agrupación de alfareros indígenas que estaba al borde de la quiebra y que desde entonces encontró el éxito pintando piezas con figuras del pejelagarto, pez al que debe su apodo el político.

La escuela de cerámica de la "Madre Muriel", una asociación indígena que abrió su taller hace 39 años, se encontraba en graves dificultades financieras cuando vio una oportunidad con el arrollador triunfo en las urnas obtenido en julio por este personaje al que simpatizantes, adversarios y población en general apodan "el Peje".

Los alfareros indígenas hicieron de esta oportunidad una moda diseñando y pintando pejelagartos en obras de alfarería elaboradas en el municipio de Nacajuca, a unos 20 kilómetros de Villahermosa, la capital de Tabasco.

El éxito llegó a esta agrupación de la mano de la celebridad del político izquierdista y desde entonces los artesanos no han tenido descanso.

Loading...
Revisa el siguiente artículo