Destacado TV

Fallan intentos para detener la tortura a prisioneros en Yemen

Un activista islamita narró como fue secuestrado y torturado sin piedad durante cuatro meses, por milicianos enmascarados en Yemen

Por AP

Un activista islamista de 26 años, Anas al-Sarrari, contó como tras ser secuestrado por milicianos enmascarados en una calle de Sanaa, la capital de Yemen, en septiembre de 2015, fue torturado durante cuatro meses y ahora se encuentra en una silla de ruedas.

"Me cogieron y me colgaron del techo con esposas. Me dejaron sólo con la punta de los dedos de los pies en el suelo. Si quería estar de pie, sólo podía estar de puntillas, de lo contrario me colgaba de las esposas. Creo que este es el peor tipo de tortura. También me electrocutaron, pero era soportable. (Incluso) la muerte es mejor que la horca. La tortura de la horca es continua. La tortura continúa todo el tiempo."

Oficialmente, los hutíes niegan que la tortura tenga lugar en sus prisiones.

Pero una facción reformista reconoció los abusos y trató de ponerles fin.

 

TE RECOMENDAMOS: 

Loading...
Revisa el siguiente artículo