Destacado TV

Negligencias médicas en el IMSS mandan ‘a la lona’ a 22 luchadores

La denuncia del luchador Misterioso Jr. sobre la muerte de su hija a manos del personal de la clínica 16 del IMSS, en Torreón, agudizó la crisis en este centro de salud, el cual ha sido señalado por actos de corrupción y de hacinamiento; pacientes y personal de este lugar han acusado una serie de abusos e irregularidades

Por Daniel Flores

La crisis que arrastran desde hace años los hospitales públicos del país golpeó al sector de la lucha libre, quienes han padecido –de varias formas– negligencias médicas, malos tratos y hasta discriminación.

Ellos son otro grupo de la población que también se ha visto afectado por el hacinamiento y las malas prácticas que se viven en los nosocomios del país, en donde sus familiares no han quedado exentos de una mala atención por parte de los profesionales de bata blanca.

Reportes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) revelan que 22 luchadores profesionales y amateur han presentado procedimientos ante autoridades locales y federales por especie de errores y negligencias en el sector salud público.

El caso más reciente es el del luchador del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), Misterioso Jr., quien responsabilizó de la muerte de su hija de 25 años a médicos de la clínica 16 en Torreón, Coahuila, tras entrar en labor de parto.

La situación estalló después de que el profesional del pancracio solicitó el expediente clínico tras el fallecimiento de su familiar y descubrieron una serie de inconsistencias que se presentaron durante la atención de la paciente.

La data de la dependencia federal detalla que durante los últimos 18 años –de 2000 a 2018– luchadores interpusieron denuncias de todo tipo: tratos indignos, discriminación, vejaciones, negligencias y hasta acusaciones por negar el servicio sin razón alguna.

Por ello, el caso de la familiar del luchador agrava aún más la problemática que se registra en este sector desde hace años.

Según reveló Misterioso Jr. en entrevista con Publimetro, su hija permaneció durante más de 24 horas en el hospital donde le indujeron de forma forzada el parto, en vez de realizar cesárea, como previamente le habían recomendado especialistas en la materia.

“Los médicos se portaron muy prepotentes, trataron muy mal a mi hija, nos hicieron caras en todo momento, incluso, durante las labores de parto, nos comentaron que había perdido mucha sangre y que tenía preclamsia (presión alta)”, lamentó.

Ante ello, el integrante del CMLL demandó al IMSS y presentó una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por tratos discriminatorios y violación a los derechos durante su estadía en el hospital.

La omisión de las autoridades fue tal que, tras dos meses y dos semanas, Misterioso Jr. decidió denunciar en redes sociales el caso, en el cual exigió sancionar a los responsables y una disculpa pública por parte de los implicados.

“Esto que sucedió no debió de haber pasado, la reparación de daño no me va a regresar a mi hija, pero sí quiero asegurar el futuro a mis dos nietos de dos años y dos meses. Quiero que los doctores reconozcan su error y pidan una disculpa pública a mi esposa, a mis hijos y a su servidor, porque esto que hicieron no tiene nombre”, condenó el luchador.

 

Mapa Gráfico: Irene Hernández.

Pagarán indemnización

La presión ejercida por el luchador llevó a que –la semana pasada– el IMSS en Coahuila, se pronunciara sobre el caso. Después de lamentar la defunción de la hija del deportista, aseguró que se habían atendido las quejas e inquietudes de la familia.

“El IMSS informa que próximamente se entregará respuesta por escrito a la queja que presentaron formalmente, toda vez que aún transcurre el tiempo establecido por el reglamento para la resolución de las quejas”, describió la dependencia.

Sin embargo, sobre los resultados de las posibles causas que pudieron ocasionarle la muerte a la hija del luchador, el IMSS excusó que se encuentra impedido para dar los resultados de la investigación médica derivada de la denuncia.

Publimetro solicitó la postura de las autoridades sobre el caso, y aunque en un principio se negó a pronunciarse, la Delegación posteriormente informó que mantuvo contacto con el luchador y una reunión donde se acordó la indemnización.

A través del oficio del 158/2019, el 12 de junio el IMSS notificó que entregó los resultados de la investigación médica que recibió la joven Zulema, quien murió en el Hospital General de Zona No. 16 en un proceso de parto.

“El análisis del proceso se derivó de la queja presentada por la familia y el Seguro Social está impedido para dar a conocer públicamente los resultados, por protección de datos personales”, argumentó la dependencia.

Misterioso Jr. confirmó que el pasado miercolés directivos de la Delegación se comprometieron a indemnizar a su familia y aceptaron el “error”, así como asumieron las responsabilidades de la negligencia por el personal de este centro de salud

Aceptan error

  • La Delegación de la dependencia federal informó que aceptará todas las consecuencias derivadas del proceso de parto de la hija del luchador.
  • En esta semana autoridades y el luchador Misterioso Jr. se reunieron en Torreón, Coahuila, en donde se acordó indemnizar de manera económica a la familia.
  • A través de dos oficios el IMSS aceptó que hubo negligencia.

“Mi hija tuvo seis infartos durante su parto, ella luchó hasta el último momento, en la clínica 16 del IMSS, en Torreón Coahuila, 24 horas trató de aliviarse y los médicos la obligaron a que fuera parto natural, cuando previamente se había diagnosticado que tendría que haber sido por cesárea.

Misterioso Jr.

Loading...
Revisa el siguiente artículo