logo

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, sometido el domingo a una nueva operación en el abdomen, la cuarta desde que fue acuchillado hace un año en un mitin electoral, fue autorizado por sus médicos a iniciar este lunes fisioterapia y dieta líquida gracias a la buena evolución de su estado tras la cirugía.

Los médicos, sin embargo, mantuvieron la restricción de las visitas, según el boletín divulgado por el Hospital Vila Nova Star, el elegante centro médico privado en el que el mandatario fue operado.