Exploración, mejor inversión

Diagnóstico. Los exámenes de rutina cuestan entre 400 y 800 pesos anuales; un tratamiento, hasta un millón y medio 

Por Mario Mendoza Rojas

Tocar, palpar, revisar y hacerte una mastografía o un ultrasonido mamario cuesta mil 875 veces más barato que el desembolso promedio de un tratamiento de quimioterapia, radioterapia, cirugías y gastos de hospitalización.

La autoexploración y la conciencia de tocarte los pechos —a tiempo— no tiene precio; te lleva unos minutos y lo puede hacer cualquier mujer sin importar la edad; no hacerlo te cuesta la vida y destruye la convivencia e integración familiar.

De acuerdo a los precios del mercado, un paquete médico que incluye una mastografía o ultrasonido mamario, papanicolaou e interpretación de los resultados oscila, en promedio, de 400 a 800 pesos.

Mientras que una factura media, que pagan las aseguradoras por el tratamiento  integral contra el cáncer de mama, que es detectado generalmente en una etapa avanzada, alcanza un millón y medio de pesos.

Rosalba Crotte, directora de Planeación de Hir Seguros, ,señaló que la Secretaría de Salud estima un aumento anual de 128 mil casos nuevos de dicha enfermedad, afectando a 15 de cada 100 mil mujeres de 25 años en adelante, lo cual plantea el reto de poseer los recursos suficientes.

De ahí, indicó, la necesidad de contar con un seguro para enfrentar los gastos por la enfermedad. “Hay pólizas accesibles; Hir tiene una desde 50 pesos mensuales, así que sólo hay que contratarla”, apuntó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo