Crédito, el producto financiero que más comparan los mexicanos

Pedir un préstamo es pedir un servicio que cuesta y que genera intereses que aumentan con el tiempo; evalúa las razones por las cuales lo quieres solicitar.

Por:

var VideoTV=”cyWAGzuAkk1/country/”+nombre_pais(return_pais())+”/section/virales/device/Desktop/type/embed/autostart/true/volume/0″;

Los créditos son los productos financieros que más comparan los mexicanos, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2015 elaborada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Según el estudio, el 29% de los adultos mexicanos sí comparó créditos antes de contratarlos; mientras que el 28% comparó seguros y, sólo el 17% comparó productos de ahorro.

A pesar de que estos porcentajes son alentadores, “todavía hay dos de cada tres mexicanos que no comparan sus productos financieros y eso significa que hay mucha gente pagando más de lo que debería por un préstamo, con una tarjeta de crédito que no le da las recompensas que debería o con un seguro cuya relación costo-beneficio podría ser mejor en otra compañía”, dice Enrique Horcasitas, cofundador de ComparaGuru.com.

“Si tienes un producto financiero porque te lo ofreció tu banco, porque fue la primera tarjeta de crédito que te dieron o el primer préstamo que encontraste, casi te aseguro que no es el indicado para ti”, agrega Horcasitas.

La comparación es una herramienta para acceder a productos financieros más adecuados, más baratos y de mayor calidad.

Las ventajas de comparar tus productos financieros

La diferencia del costo de un seguro de auto de la misma cobertura puede ser de hasta 30% entre una empresa y otra.

La diferencia en intereses de los préstamos inmediatos en varias financieras puede ser tan fluctuante que una compañía te da tu primer préstamo con 0% de interés y en otra debes pagar más de $800 en intereses por solo $2,000, a pagar en un plazo de 30 días.

En el caso de las tarjetas de crédito, hay algunas opciones con tasas de interés de entre 20% y 30%, que no necesariamente están en la gama premium.

Antes de escoger un crédito debes analizar sus características

Solicitar un crédito es una de las decisiones más importantes que tomamos a lo largo de nuestra vida financiera; por ello, es bueno tener muy claro que es dinero prestado y que tarde o temprano tendremos que devolverlo con intereses.

En nuestro país, el 28% de los adultos se acerca a las instituciones financieras para obtener un crédito formal (datos señalados por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros).

Si estás decidido a formar parte de dicha estadística, te invitamos a comparar al menos 3 opciones que la Condusef recomienda, para que puedas identificar y elegir la que mejor se adapte a tus necesidades y sobre todo a tu capacidad de pago.

#1 El Costo Anual Total

Resume en un número todos los gastos que involucra un crédito. Es expresado como un porcentaje anual, que te permitirá comparar entre varias alternativas de crédito que tengan el mismo monto, plazo y moneda.

#2 Tasa de interés

En palabras simples, se refiere a lo que vas a pagar por pedir dinero prestado. Se manifiesta a través de un porcentaje en un periodo determinado.

Ejemplo: si te ofrecen una tasa del 8% anual, significa que deberás pagar la cantidad que te prestaron, más el equivalente a un 8% del dinero prestado por cada año del crédito.

¡OJO! Fíjate súper bien en qué términos está señalada la tasa de interés, ya que podría ser anual, mensual, semanal y hasta diaria.

#3 Comisiones

Son cobros destinados a cubrir los costos directos y los gastos administrativos relacionados con el crédito. Pueden ser: por apertura de crédito, disposición, pagos extemporáneos, entre otros.

Ya que tienes al elegido…

Revisa muy bien el contrato, ya que al firmarlo estás adquiriendo una obligación de pago según las características que están estipuladas en el mismo. Por eso, antes de firmar léelo muy bien y si tienes dudas, pregunta hasta esclarecerlas por completo, recuerda que al firmar lo haces de conformidad, nada de que yo no sabía o no me explicaron.

Cerrado el trato pide una copia del contrato, es obligación legal del acreedor entregártela sin problema.

Para disfrutar del préstamo…

Te recomendamos no destinar más del 30% de tus ingresos al pago de deudas, ¡las que tengas! de este crédito y otras. De esta forma no te sentirás ahorcado en ningún momento y la experiencia será buena, tanto que quizá al término de este financiamiento te lances por otro.

LO MÁS VISTO EN PUBLIMETRO TV: 

Loading...
Revisa el siguiente artículo