¿Qué es el voto duro y por qué ha disminuido?

El voto duro ha disminuido en las recientes elecciones debido al aumento de opciones electorales para las próximas elecciones

Por Publimetro

El voto duro es aquel que es emitido por quienes son militantes y simpatizantes permanentes de un partido político, y que lo apoyan en las urnas independientemente de los candidatos y de las propuestas que ofrezcan, sin embargo, en estas elecciones ese voto puede ser menor que en comicios pasados.

Para los partidos políticos el voto duro les proporciona estabilidad, ya que son sufragios con los que en teoría ya "cuentan" y que les ayudan a posicionarse de cara a las elecciones.

Te recomendamos: PRI redoblará esfuerzos para consolidar campaña de Meade

El voto duro también es conocido como voto inercial, porque proviene de electores que presentan una fuerte predisposición favorable hacia un determinado partido.

De acuerdo con un análisis elaborado por El Universal,  para las próximas elecciones del 1 de julio, el voto duro  se ubicará en 8 millones 400 mil sufragios para el Partido Revolucionario Institucional (PRI), en 6 millones 500 mil para Acción Nacional (PAN) y en 2 millones 600 mil para el Partido de la Revolución Democrática (PRD), con base en un estudio de los registros de sufragios mínimos para cada instituto político en las secciones electorales durante los últimos seis comicios federales.

Estas cifras son menores en comparación con el periodo 2000-2006 cuando tenía al menos 7 millones 700 mil apoyos y que para 2018 enfrentaría una caída de 14%. Mientras tanto, el PRI registraría un aumento de 2%, es decir, 191 mil sufragios adicionales para 2018 y el PRD sería el partido con un mayor descenso, al pasar de 3 millones 600 mil a un millón menos, lo que representa una disminución de 28% en este renglón.

Tan sólo en las últimas tres jornadas presidenciales el candidato ganador obtuvo 15 millones 900 mil votos en 2000, 15 millones en 2006 y 19 millones 200 mil en 2012, el promedio de apoyos necesarios para lograr la victoria en las urnas está en el orden de 16 millones. Acción Nacional y el PRD tendrían así más de la mitad gracias a su alianza Por México al Frente con 9 millones, al tiempo que el PRI tendría la mitad [8 millones] de los requeridos.

De acuerdo con la investigación del diario y Telus Inteligencia Geopolítica, si la contienda es entre tres candidatos la cifra de votos necesarios para ganar este año sumará de 16 a 18 millones, mientras que si el proceso se libra entre dos abanderados el ganador podría alcanzar 21 millones de votos.

Por su parte, el Economista consultó a los analistas Federico Estévez y José Antonio Crespo, coincidieron que para estas elecciones el PRI le tiene que apostar más a la disciplina interna y al voto útil, más que al voto duro ya que este no le serviría para triunfar en los comicios

 

TAMBIÉN PUEDES LEER

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo