México necesita un gobierno estable: Ricardo Anaya

El candidato de Por México al Frente asegura que de ganar las elecciones auditará al gobierno actual

Por José Lebeña

Con tan sólo 39 años, Ricardo Anaya podría convertirse en el presidente más joven de México en el último siglo si logra revertir las encuestas que dan como puntero a Andrés Manuel López Obrador.

De salir victorioso el próximo 1 de julio, el panista, quien se declara atacado por el Ejecutivo, buscará auditar al actual gobierno y, especialmente, dirigir sus esfuerzos a garantizar las políticas de igualdad de salarios entre hombres y mujeres, así como a reforzar los cuerpos de seguridad con la creación de una secretaría separada de Gobernación.

En entrevista con Publimetro en el Estado de México, se mostró convencido que su candidatura es la alternativa real para transformar al país frente a los políticos que están enclavados en el pasado o en idearios que ponen en riesgo al país.

A menos de dos semanas de la elección, ¿qué ánimo se respira en sus filas?

— Estamos muy animados y convencidos de que vamos a ganar. Los estudios nos muestran que hay una mayoría abrumadora de mexicanos que no quieren que el PRI siga en el gobierno. Y también hay un porcentaje muy alto que no quiere a López Obrador. La gente quiere un cambio para tener un gobierno honesto y de resultados, y nuestra coalición es la que representa ese cambio.

Anaya Ricardo Anaya en un evento proselitista. / Foto: Cuartoscuro

¿Apuesta entonces por el voto útil y la unidad contra el populismo?

— Desde luego. Lo que hemos percibido en las últimas semanas es que estamos aglutinando a ese voto útil, que nos permitirá terminar con un gobierno muy corrupto e ineficaz. Y ese mismo voto útil también es renuente a un gobierno de López Obrador, precisamente por su populismo, pero también por el pacto de impunidad que tiene acordado con Peña Nieto. Por eso, a esos millones de mexicanos que aún dudan, les digo que sí hay de otra.

Uno de los ejes de su campaña son los jóvenes, un sector en el que reina la apatía y la disconformidad, ¿cuáles son sus propuestas para ellos en materia de educación y empleo?

— Los jóvenes serán una prioridad en mi gobierno. El futuro del país depende de ellos. Y su bienestar presente es la mejor manera de garantizar un mejor porvenir para todos.

Promoveré una educación que los inserte mejor y con mayor rapidez en la vida productiva. Estamos en la era del conocimiento. Y en la medida en que ellos cuenten con una mejor formación, que responda a los retos de la automatización que plantea el futuro inmediato, serán más exitosos.

Por eso impulsaré oportunidades para ampliar en todo el país la oferta educativa técnica y de educación superior. Estoy convencido de que el sistema educativo debe enseñar de manera más efectiva las habilidades requeridas para fomentar la innovación. También voy a fortalecer los apoyos del gobierno, en alianza con los empresarios, para impulsar el emprendimiento y fomentar una cultura de innovación.

Vamos a impulsar un Tratado de Libre Conocimiento. Crearemos también programas efectivos de empleo para los jóvenes, mediante la conexión escuela–trabajo, e impulsaremos opciones de segunda oportunidad para jóvenes fuera de la escuela y sin trabajo.
Además, ¿cómo va a luchar contra la fuga de cerebros por falta de oportunidades? Imagino que no sólo con tabletas.

— El acceso a la tecnología es fundamental para todos los niños y jóvenes mexicanos. Necesitamos insertarlos de lleno en el siglo XXI, no sólo dentro de las aulas, sino en su vida cotidiana. También es una realidad que necesitamos crear mecanismos para estimular y mantener en nuestro país a los profesionales con talento científico, tecnológico y de innovación. Por eso vamos a iniciar una segunda etapa de la reforma educativa, cuidando su correcta implementación, que es lo que ha faltado, para garantizarle a los maestros una capacitación adecuada, y para formar mejor a los niños y jóvenes en edad escolar. También vamos a fortalecer la alianza con el sector empresarial, brindando el campo de acción y el financiamiento necesario, para que los talentos mexicanos se queden aquí y contribuyan a sacar a nuestro país adelante.

¿Por qué México, a pesar de ser uno de los países más felices del mundo, se muestra enojado con sus políticos y harto de la corrupción?

— Los mexicanos somos un pueblo alegre por naturaleza, pocos países del mundo nos igualan. Pero eso no significa que podamos o debamos acostumbrarnos a soportar a los políticos corruptos, que además –y esto es lo más ofensivo– se benefician del pacto de impunidad. Eso es algo que se va a acabar en mi gobierno. Voy a luchar contra la corrupción, con instrumentos e instituciones eficaces, como una fiscalía autónoma e independiente, y ese justificado enojo de los mexicanos tenderá a desaparecer. No habrá venganza, pero sí justicia.

Anaya Foto: Cuartoscuro

Y usted, ¿cómo acabará con la corrupción?

— Combatiendo la impunidad. En mi gobierno quien la haga la va a pagar, sea quien sea, comenzando por el Presidente de la República. Por eso impulsaré una fiscalía autónoma que no dependa del presidente, para que pueda investigar cualquier delito. También vamos a aprovechar las nuevas tecnologías para detectar el destino de cada centavo de los recursos públicos. Y todo aquel funcionario que haya estado involucrado en un acto de corrupción, no volverá a ocupar un espacio en la vida pública.

Contra la violencia, es inevitable preguntarle por este rubro en uno de los países más peligrosos del mundo para ejercer la labor periodística y ya han asesinado a más de 110 candidatos en esta campaña. ¿Cómo reducirá los índices delictivos?, ¿el Ejército en la calle o en los cuarteles?

— Comienzo con lo último. Es necesario que el Ejército y la Marina continúen con las labores que actualmente desempeñan, hasta que tengamos policías municipales y estatales capacitadas, eficaces y bien remuneradas.

Por otro lado, he insistido mucho en la necesidad de desmantelar, y no solamente descabezar, a los grupos delictivos. La experiencia internacional demuestra que la inteligencia bien empleada puede sustituir a las balas. Menos balas y más inteligencia, debe ser el eje de la nueva estrategia.

Además, crearé la ‘secretaría de seguridad ciudadana’, con un nuevo modelo, que tenga bajo su cargo una agencia especializada en el combate al crimen organizado. Certificar a los policías es el gran pendiente en materia de seguridad. En mi gobierno se les va a capacitar y a certificar, además de mejorar sus condiciones laborales y las de sus familias.

Otra medida será redefinir nuestra relación con Estados Unidos en materia de seguridad. No es posible que cada año entren a nuestro país, de manera ilegal, más de 200 mil armas producidas por ellos, y que aquí enfrentemos una tragedia de muerte, que deriva en buena medida del amor de ese país por las armas, y de la falta de control sobre su venta ilegal.

Vamos a buscar frenar ese ingreso ilegal de armas estadounidenses a México.

Hay temas pendientes que parece que nadie los quiere mencionar, uno es el caso Ayotzinapa, ¿por qué a nadie le interesa sacar este tema?

— Como sabemos, recientemente un Tribunal federal dijo que la investigación que hizo el gobierno estuvo mal, que no hay tal ‘verdad histórica’, y ordenó crear una comisión de la verdad, que precisamente es algo que yo he venido proponiendo en campaña. Esta comisión deberá llegar al fondo de los hechos en el caso Ayotzinapa, que se revela como uno de los peores capítulos de corrupción en México en los últimos años. Desde la Presidencia voy a apoyar a los padres y a los familiares de los 43 estudiantes y, por supuesto, los seguiremos buscando hasta encontrarlos.

¿Aún podemos esperar el apoyo de Margarita Zavala?

— Yo espero que los miles de seguidores de Margarita terminen sumándose con su voto al proyecto de nuestra coalición. Tengo un gran respeto y aprecio por Margarita, y reconozco su papel en este proceso electoral.

En pocas palabras, ¿cuál es su relación con Barreiro?

— No tengo al respecto ningún comentario adicional. El gobierno y su candidato buscaron durante meses distraerme con ese tema, para afectar mi imagen y mi candidatura.

Creyeron que me iban a sacar de la contienda utilizando la misma estrategia que usaron el año pasado en el Estado de México, y que así iban a colocar a su candidato en segundo lugar, en posición de disputar la elección. No lo lograron. Por mi parte, toda la información, explicaciones y respuestas a esas acusaciones, falsas y difamatorias, están en nuestras páginas de Internet.

En materia laboral, se han creado puestos de trabajo como nunca, ¿mantendrá este camino?

— Es una falacia afirmar que en esta administración se han creado empleos como nunca. Lo que el gobierno ha hecho es promover, mediante esquemas fiscales temporales, que distintos empleadores den de alta ante el IMSS a quienes se encontraban en la irregularidad, sólo para inflar las cifras de empleo; pero en la práctica, esos trabajadores ni gozan de estabilidad laboral, ni mucho menos de sueldos dignos. Y para muestra un botón: más de la mitad de esos empleos que el gobierno dice haber creado, son empleos precarios y mal pagados, que ganan en promedio 160 pesos al día. ¿Quién puede mantener dignamente una familia con 160 pesos al día? Nosotros queremos crear empleos, pero empleos bien pagados.

Anaya Foto: Cuartoscuro

Entonces hay más empleo, pero mal pagado y con un salario mínimo casi inhumano, ¿cuáles son sus propuestas?

— Propongo elevar de inmediato el salario mínimo a 100 pesos diarios, para llevarlo en cuatro años hasta los $190 pesos diarios, como mínimo. Es una medida que ya ha sido aceptada por el sector empresarial. Además en mi gobierno, todas las personas que ganen menos de 10 mil pesos al mes, no pagarán el impuesto sobre la renta (ISR), dado que actualmente sus jefes se lo retienen y lo entregan al gobierno. Ya no será así, y su ingreso disponible mejorará sustancialmente.

El país necesita crear 1 millón 200 mil empleos anualmente, y sólo está creando 750 mil. Eso es algo que voy a modificar.

Igualdad, paridad, equidad y tolerancia, ¿para todos?

— Creo en la inclusión y en la tolerancia como principios universales. Así lo he manifestado desde antes de la campaña, y por eso fue posible llegar a esta gran alianza con los demás partidos que componen el Frente. Seré respetuoso de tales principios, como lo seré también de las decisiones que ya han sido tomadas por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en esas materias.

Respecto a las mujeres, habrá todo el apoyo de mi gobierno para alcanzar condiciones de igualdad sustantiva. En la vida productiva, las mujeres enfrentan una injusta situación de desigualdad frente a los hombres. Hoy una mujer gana hasta 30% menos que un hombre por hacer lo mismo, o es condicionada cuando decide ser mamá y hace pausas en su vida laboral. Estas situaciones constituyen un freno para su desarrollo profesional y también frenan el desarrollo del país.

Por eso fomentaremos la inclusión de métodos laborales amigables con el desarrollo integral de las mujeres y las familias. Para empezar, impulsaremos medidas para garantizar sueldos iguales a trabajos iguales. Vamos a aumentar los periodos de licencia por maternidad, extensivos para los papás, pues también a ellos corresponde el cuidado de los hijos.

En mi gobierno será obligatorio que las empresas y el gobierno garanticen el acceso a estancias infantiles, incluyendo las ubicadas dentro de sus instalaciones, lo mismo que a centros de lactancia.

Anaya

Emprenderemos acciones contundentes para erradicar la violencia que las mujeres padecen por el simple hecho de ser mujeres. Para ello impulsaremos la estrategia nacional de prevención del feminicidio, y construiremos la infraestructura que permita atender y garantizar los derechos de las mujeres que son víctimas de algún delito.

Asimismo, se creará la fiscalía especializada en materia de feminicidios y se capacitará a policías y a ministerios públicos para que, desde una perspectiva de género, lleven a cabo sus funciones en estricto apego a la ley y protegiendo en todo momento los derechos humanos.

Los ejes de la candidatura de Anaya

 

  • Educación: créditos para quienes opten por enviar a sus hijos a escuelas particulares. Crear la figura del ‘ombudsman educativo’ para defender y garantizar el derecho a la educación.
  • Salud: constituir el ‘Fondo Único para la Salud’, integrando el IMSS, el ISSSTE y la Secretaría de Salud. Implementar el expediente clínico electrónico.
  • Corrupción: prohibir el dinero en efectivo para cualquier transacción gubernamental.
  • Instituir la “muerte civil” a servidores públicos y empresas, condenadas por corrupción.
  • Economía: igualdad salarial entre mujeres y hombres y sancionar el requisito de prueba de embarazo para emplear a las mujeres.Lograr que los sectores informales paguen impuestos.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo